Un cielo con tres soles. La increíble escena fue registrada por los agricultores de la localidad de Hailun, en el noroeste de China. Aunque puedan generar sorpresa o incluso temores, este tipo de espectáculos se dieron en muchos puntos del planeta --incluida la Argentina-- y se deben a un fenómeno conocido como parhelio.

Se trata de una ilusión óptica, una especie de espejismo. Para que se produzca deben combinarse varias condiciones ambientales. Tiene que haber una atmósfera estable, presencia de nubes, grandes cantidades de vapor de agua en el aire y partículas en forma de cristales de hielo.

Según lo informado en el sitio Ciencia Beta de la NASA, el parhelio es un abanico de colores, similar a un arcoiris, que con frecuencia se ve a la izquierda o a la derecha del sol matutino. Se origina por cristales de hielo con forma de placa que caen a la deriva desde el cielo, como si fueran hojas de un árbol que son arrastradas por el viento.

Los residentes de Hailun dijeron a los medios locales que es la primera vez que presencian este fenómeno. La sorpresa llegó el domingo 17 alrededor de las 9 de la mañana. El sol ascendió con dos pequeños soles, uno a cada lado, y el efecto duró unos cinco minutos.

En nuestro país también vivimos esta experiencia. En mayo de 2016, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) difundió una hermosa imagen de un parhelio en la Base Marambio ubicada en la Antártida.

Parhelio es una palabra griega compuesta por "para" (similar) y "helio" (sol), por lo que se traduce como "similares al sol". En chino mandarín el fenómeno se llama "shuanggua'er", que significa "sol con dos orejas". Mientras que en inglés lo conocen como "mock sun", falso sol, o el más simpático "sun dogs", los perros del sol.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry