El cuerpo hallado en Reconquista pertenece a una mujer de 20 a 25 años y fue arrojado al agua ya sin vida

227

El caso de la desaparición de la joven Lorena Romero el último lunes 10 de junio en Resistencia adquirió un tinte dramático tras el hallazgo en la noche del sábado 15 de un cuerpo en el Río Paraná, a la altura de Reconquista por parte de un pescador que reveló que “el cuerpo estaba desnudo y le faltan ambas piernas y el brazo izquierdo, como que fueron cortados a machetazos. Tiene un anillo en la mano derecha. Estaba en descomposición, muy hinchado”.

Las primeras averiguaciones establecieron que la única persona desaparecida y buscada en la zona era la joven chaqueña.

La autopsia reveló que “no parecían los miembros cortados por acción de un filo, sino más bien desarticulados. Ni la cadera estaba unida al tronco. No pudieron establecer la causa de muerte, pero sí que tiene lesiones y el desmembramiento del cuerpo fue ya sin vida.

Todo indica que no se ahogó, sino que el cuerpo fue arrojado al agua ya sin vida. Tiene fracturas en costillas de lado derecho e izquierdo, entre 20 y 25 años de edad, uñas pintadas de color rosado, anillo de metal en mano derecha y un agujerito propio de un piercing al lado de la boca. La data de muerte es de aproximadamente 5 días” señala parte del informe.

Del cuerpo también se extrajeron huellas dactilares que serán cotejadas en la mañana de hoy para poder establecer la identidad de la joven.

El cuerpo fue visualizado flotando en el Río Paraná el sábado a la noche y en la mañana del domingo ya con luz natural lo rescató personal policial y lo trasladó a la morgue judicial de Reconquista, donde este lunes feriado se hizo la autopsia, de lo que se ocupó el médico forense Horacio Goldaráz.

Fuente: Reconquista Hoy