El contador de los Kirchner declaró cómo Muñoz llevaba valijas con dinero a Río Gallegos

En su declaración como arrepentido ante el fiscal Carlos Stornelli también reveló que el ex juez Oyarbide manipuló pericias para sobreseer al matrimonio en la causa de enriquecimiento ilícito.

74

Víctor Manzanares, el histórico contador de la familia Kirchner, estuvo durante once horas declarando ante el fiscal Carlos Stornelli donde finalmente logró firmar un acuerdo de colaboración para -si el juez Claudio Bonadio lo homologa- convertirse en imputado colaborador en la causa de los cuadernos de las coimas.

No pudo omitir hablar de Néstor y Cristina Kirchner y se refirió a cómo Daniel Muñoz llevaba al Sur bolsos con dinero y se guardaban en Río Gallegos. Según pudo reconstruir Clarín, habló sobre la casa donde vivía la mamá de Néstor, María Ostoic.

Procesado junto a Cristina por lavado de dinero y asociación ilícita, guardó celosamente durante décadas los números de la ex familia presidencial. Firmó sus declaraciones juradas, estuvo al tanto de la constitución de las empresas que son objeto de diversas investigaciones, conoció de cerca el movimiento de fondos del matrimonio Kirchner.

Desde julio de 2017, Víctor Manzanares está preso por obstrucción a la justicia en la causa Los Sauces, la inmobiliaria de los Kirchner. Involucrado en la parte de la causa de los cuadernos en la que se investiga al entorno de Daniel Muñoz por el movimiento de 70 millones de dólares en Estados Unidos, decidió hablar y aportar información.

Durante las 11 horas que estuvo en el quinto piso de Comodoro Py, el contador se refirió a los “bolsos con dinero” que viajaban al Sur bajo la custodia de Daniel Muñoz. Esos bolsos, según determinó el juez Claudio Bonadio, contenían dinero proveniente de las coimas que ex funcionarios kirchneristas cobraban a empresarios de la obra pública, del sector energético y del transporte.

En esta misma línea, según averiguó este diario, Manzanares le dijo al fiscal que efectivamente Muñoz -ex secretario privado de Néstor Kirchner- viajaba a Santa Cruz custodiando “valijas y bolsos” con dinero.

¿Dónde se guardaban las valijas? El ex contador de Cristina Kirchner contó que principalmente en Río Gallegos, y dio precisiones de los lugares donde se ocultaba el dinero. En este punto habló de la familia Kirchner y explicó ante quién respondía Daniel Muñoz.

Así, el contador mencionó que las valijas con dinero que llevaba Muñoz en los aviones presidenciales -mayoritariamente el Tango 01- hacia Santa Cruz eran trasladadas a las casas que tenían Néstor y Cristina Kirchner en Río Gallegos, señalaron fuentes judiciales a Clarín.

Pero Manzanares se refirió a una propiedad en particular. Claudio Uberti -el ex titular del OCCOVI que ya fue aceptado como imputado colaborador- ya se había referido a que el dinero que Muñoz recibía en el departamento porteño del matrimonio presidencial en bolsos con plata recaudada entre los contratistas del Estado -tal como registró el chofer Oscar Centeno en sus cuadernos y luego ratificaron varios imputados arrepentidos- no se quedaba mucho tiempo allí, sino que el destino final “era el Sur”. “Las valijas tenían por destino la casa de Néstor y Cristina Kirchner en Río Gallegos ubicada en la esquina de la calle 25 de Mayo”, dijo.

Esa propiedad fue vendida después de 2007 a Lázaro Báez. Desde entonces, nadie la habitó. El empresario K la custodió celosamente pero nunca vivió nadie allí. El año pasado, como parte de la investigación por la causa de “la ruta del dinero K”, la casa fue allanada por el juez Sebastián Casanello. Estaba sin muebles, completamente vacía, y sólo llamó la atención un recoveco encontrado en un altillo.

​Según pudo saber Clarín, Manzanares avaló el planteo del dinero que concluía en el Sur, pero hizo referencia a otra propiedad de la familia, y que queda en frente de aquella. Se trata de la vivienda donde habitaba la mamá de Néstor, en la esquina de las calles Maipú y 25 de mayo. Es una casa humilde, de chapa, cuyo único valor inmobiliario es la estratégica ubicación en el centro de la capital santacruceña.

Por otro lado, el contador detenido en el penal de Marcos Paz también involucró en el movimiento de dinero a Ricardo Barreiro, procesado como partícipe de la asociación ilícita que -según Bonadio- comandó Cristina Kirchner.

Ricardo Barreiro, ex jardinero de los Kirchner, fue señalado como responsable de “esperar el avión presidencial en la ciudad de El Calafate y descargar los bolsos del sector presidencial”. Manzanares ratificó esa acusación en su confesión en busca de ser aceptado como imputado colaborador.

Más dinero involucrado

“Más de lo imaginado”, dio a entender Manzanares respecto a los fondos aplicados a la estructura de lavado de dinero en el exterior. Según la cuenta que se realizó en la causa, todas las operaciones demandaron un desembolso de US$ 53.174.700.

Esto incluyó la compra de 16 inmuebles en Estados Unidos y la constitución de quince empresas para la compraventa de propiedades. Según contó Manzanares, había más empresas involucradas en las operaciones y mencionó dos compañías más “una contratista del Estado”.

Junto con estos datos, mencionó que eran muchos más los millones de dólares involucrados en estas operaciones.

Causa por enriquecimiento

En otro tramo de su confesión, tal como contó Infobae, el ex contador de los Kirchner se refirió a la causa por enriquecimiento ilícito contra el que se instruyó en el juzgado de Norberto Oyarbide.

Contó que el entonces juez a cargo de la causa que se terminó cerrando manipuló el peritaje que se realizó sobre los bienes de los Kirchner, para cerrar rápidamente el expediente.