El director de Prensa de la Policía del Chaco, Alejandro Domínguez informó que el conductor de la camioneta Amarok que en la tarde de ayer atropelló y mató a un abuelo y su nieto, y dejó con graves secuelas a otro menor, dio negativo en el test de alcoholemia que se le realizó.

Vale recordar que este siniestro ocurrió sobre 25 de Mayo al 3.953, a la altura de la localidad de Fontana, y dejó como saldo fatal a un hombre de 63 años y su nieto de 5, mientras que otro niño de 4 años se encuentra hospitalizado con graves lesiones.

Domínguez mencionó, en diálogo con Radio Provincia, que el conductor del vehículo, un hombre de 56 años, había salido de la estación de servicio cercana al lugar de los hechos por el carril ascendente y que “aparentemente” perdió el control de la camioneta lo que hizo que subiera a la vereda donde se encontraban las víctimas. Al llegar la Policía al lugar este les manifestó que se había descompensado. 

Detalló además que el hombre fue trasladado al Hospital Perrando ya que habría sufrido un traumatismo facial y que ya fue notificado del supuesto delito de homicidio culposo en accidente de tránsito.

El agente de la Policía del Chaco precisó también que el rodado fue trasladado a las dependencias de la fuerza en el Parque Caraguatá donde se le realizarán las pericias pertinentes y que el Departamento de Cibercrimen trabajó en el lugar de los hecho para recabar todo el material fílmico de las cámaras de seguridad de la zona.

AGENCIA FOCO

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry