El viernes 13 de agosto se celebró de manera virtual a través de la plataforma Zoom, la 1° Asamblea Anual Ordinaria del Colegio Profesional de Técnicos del Chaco.

Con la presencia del directorio, presidido por el MMO Daniel Castillo, además de su vicepresidente MMO Roberto Cimbaro, secretario MMO Hugo Báez, tesorero MMO Néstor Duarte, vocales titulares y suplentes y el acompañamiento de profesionales de toda la provincia, pudieron deliberar y dejar a consideración de los asambleístas el orden del día que previamente se había pactado.

La asamblea comenzó formalmente a las 18 horas, respetando la convocatoria realizada pero se debió esperar una hora ya que no se contaba con el quórum necesario, según la ley n° 2952-C. Además del directorio presente, alrededor de una veintena de profesionales se sumaron del Gran Resistencia y de distintas localidades como Villa Ángela, Presidencia Roque Sáenz Peña, General San Martín, entre otras.

El presidente, bajo la atención de sus colegas matriculados expuso acerca los ejercicios económicos y de gestión de los años 2019 y 2020.

En primera medida, explicó las causales del llamado fuera de término para el tratamiento del ejercicio 2019, ya que este se debió tratar en el 2020. Cómo es de público conocimiento, la pandemia causada por el virus Covid-19 provocó el cese total de las actividades a nivel mundial y, por esas razones, debido a los impedimentos no se pudo realizar.

Pudo destacar que en el 2019 se realizaron todos los trámites correspondientes ante organismos públicos y privados para tener todo en regla y comenzar a funcionar como institución el 1 de enero del 2020. Además se comenzaron a delinear los ejes de gestión para llevar adelante una institución con tanta relevancia, tanto en la vida profesional de los técnicos como así también en las personas que solicitan y encomiendas los trabajos.

Al momento de hablar del ejercicio 2020, el discurso hizo referencia a cómo la pandemia afectó la actividad profesional de los técnicos. A su vez, rescató la transformación inmediata de los trámites administrativos utilizando herramientas digitales para así poder seguir brindando los servicios que presta la institución a los matriculados y organismos públicos y privados de la provincia.

En este sentido, rescató que a pesar de tener unos meses oscuros en concordancia con los primeros meses que la pandemia golpeó Argentina, el Colegio financieramente pudo cumplir con todas sus obligaciones y contar a fin del año con un pequeño pero muy importante superávit.

En palabras del tesorero Duarte, resalta esos números ya que habla de una gestión completamente austera, donde cada ingreso que tenía la entidad se disponía para abonar las obligaciones como los sueldos del personal, los gastos mensuales de electricidad, agua, etc., y lo que sobraba se guardaba por las dudas que el mes siguiente se pudiera necesitar.

Por último, Castillo realizó un reconocimiento a todos los profesionales de la provincia ya que, a pesar de los riesgos que representaba trabajar en un contexto pandémico, salían a la calle buscando proveer a su familia como siempre. También envió un sentido saludo a todas las familias de los profesionales que han fallecido víctimas de esta enfermedad.

Pasada la hora y media de debate y sin ningún tropiezo, la Asamblea llegó a su fin y todos los presentes se unieron en un fuerte aplauso.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry