Por Jessica González (*)

 

En las últimas semanas la comunidad chaqueña se enteraba que el Secretario General (mano derecha del gobernador)  y varios funcionarios  estaban siendo investigados y muchos de ellos ya detenidos  y acusados de varios delitos, entre ellos asociación ilícita, abuso de autoridad, negociaciones incompatibles con la función pública, malversación de caudales públicos reiterada y tráfico de influencia, etc. Todos estos hechos de corrupción se presume que habrían sido a  espaldas del Gobernador Domingo Peppo.

Es curioso y muy llamativo que el Ministro de Hacienda y Finanzas de la Provincia siga en su cargo después de que su domicilio y supuesto ex estudio contable haya sido allanado producto de la investigación que se encuentra como imputado por presunto "fraude en perjuicio de la administración pública" y también "incumplimiento de deberes de funcionario público".

En horas de la mañana del día viernes, por diferentes medios periodísticos nos enterábamos que el Nuevo Banco del Chaco, renovaba sus autoridades, y asombrosamente se lo ha designado como DIRECTOR TITULAR a el ex Ministro de Educación, Daniel Farías. La misma persona que el Tribunal de Cuentas condeno a pagar una suma de $3,3 millones a raíz de faltantes en los  balances del Ministerio de Educación.

Es irracional  pensar que el primer mandatario no está al tanto de las acciones y decisiones que se vienen tomando desde su Gobierno,  es ilógico pensar que quien debe cuidar y velar por el bienestar de todos los chaqueños se encuentra  muy ajeno a la realidad que está viviendo el Chaco.

Como ciudadana de esta provincia, me siento en la obligación de expresar mi descontento e indignación ante tanta corrupción, en cada institución o área de este Gobierno, y ahora sumado a la nueva designación del señor Farías a sabiendas de su prontuario.

Entonces me pregunto y creo que la sociedad en su conjunto lo hace en el mismo sentido: ¿No es el momento para que el Gobernador empiece a demostrar con hechos que realmente no tiene nada que ver con la corrupción en la cual ya se encuentra envuelto?... ¿No es momento que aparte de cada lugar estratégico a quienes hoy se encuentran  involucrados en diferentes causas de defraudaciones y  malversación de fondos públicos?..¿No es necesario parar la partida y barajar de vuelta? o tendremos que pensar que al señor gobernador le gusta convivir con la CORRUPCIÓN.

 

 

(*) Vicepresidente de la Convención Provincial de la UCR Chaqueña


COMPARTIR