El arquero de Lanús Lucas Acosta protagonizó este domingo por la madrugada un espectacular accidente en la ciudad de Córdoba.

El futbolista, que ayer fue suplente en la caída de su equipo ante Defensa y Justicia en la final de la Copa Sudamericana, circulaba a gran velocidad con su Audi por la Avenida Colón de la capital provincial, perdió el control y tras llevarse puesto un cartel publicitario se estrelló contra la vidriera de una concesionaria de autos. El ex Belgrano, quien según su representante viajaba en el asiento trasero, y sus tres acompañantes resultaron ilesos.

Acosta, habitual recambio del juvenil Lautaro Morales, el buen arquero del equipo de Luis Zubeldía, no volvió con sus compañeros del club del Sur del Gran Buenos Aires, ya que había decidido pasar sus vacaciones en su provincia natal y pasar la noche con sus amigos.

Según se pudo reconstruir a partir de las declaraciones de testigos del accidente, el Audi A3 tocó un cordón y eso provocó que el vehículo en el que viajaba Acosta perdiera el control y, después de pasar por encima de un cartel publicitario, se incrustara en la concesionaria Ford, ubicada en la esquina de la avenida Colón y la calle Pedro de Oñate, en barrio San Salvador.

Horacio Rossi, representante de Acosta, le contó al diario Clarín que el arquero de Lanús se encuentra en perfecto estado de salud y desmintió que fuera el futbolista quien manejaba el Audi.

En ese sentido, detalló que era un amigo quien estaba al volante y que el arquero de Lanús viajaba en el asiento de atrás.

“Lucas se asustó mucho, pero por suerte fue sólo eso, un susto”, contó el empresario sobre el violento impacto que tuvo el coche contra la concesionaria. El local sufrió daños en los cristales de una de sus vidrieras.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry