El lunes 3 de junio a las 9 h en la sede del Tribunal Oral Federal de Resistencia (Hipólito Yrigoyen) comenzará el juicio oral en el que se juzga la complicidad judicial con la dictadura y en la cual figuran imputados el ex fiscal Domingo Mazzoni y el ex guardia cárcel de U7 Pablo Casco.

Así lo dispuso la Justicia luego de haberse conformado el Tribunal que llevará la causa, integrado por los jueces Juan Manuel Iglesias, Selva Angélica Spessot de la Cámara Federal de Apelaciones de Corrientes y Eduardo Airel Belforte, del Tribunal Oral de Formosa.

Será el sexto juicio por crímenes de lesa humanidad en Chaco, y por lo menos en su primer tramo compartirá desarrollo con la causa Ligas Agrarias, que va por el séptimo día de audiencias a la espera de avanzar hacia los alegatos y el dictado de sentencia.

CAUSA MAZZONI-CASCO

Para este juicio se estima una lista de entre 10 y 20 testigos.En la causa figuraba imputado el ex juez federal Luis Ángel Ángel Córdoba, pero falleció antes de la realización del proceso en su etapa oral.

Al ex fiscal Domingo Mazzoni se le imputan cinco casos de tormentos, incumplimiento de los deberes de funcionario público en la forma de abuso de autoridad, incumplimiento de la obligación de promover la persecución penal y encubrimiento.

Mazzoni, Córdoba, y también el fallecido ex secretario Flores Leyes aparecen señalados como el “sostén judicial” del dispositivo de terrorismo estatal que completaron los agentes policiales y militares en la región y tuvo su epicentro en el centro clandestino de detención que funcionó en la ex Brigada de Investigaciones de la Policía de Chaco, hoy Casa por la Memoria.

Por su parte al ex penitenciario Pablo Casco se le imputan torturas y tormentos agravados en dos casos. Es “célebre” entre la comunidad de sobrevivientes de la cárcel Unidad Nº 7 por ser uno de los jefes de guardia más violentos y duros, al punto de haber sido el responsable de turno durante la “entrega” de detenidos políticos a las fuerzas militares el 12 de diciembre de 1976, en los prolegómenos de lo que sería la Masacre de Margarita Belén.

Originalmente la causa debía haber comenzado el lunes 6 de mayo, pero tuvo que ser postergada ante la falta de nombramiento por parte de la Cámara Federal de Casación Penal del tercer juez, que terminó siendo el magistrado Belforte, integrante del tribunal que juzgó las causas Masacre de Margarita Belén I y Caballero II.

Durante 2018 y lo que va de 2019 fueron designados los jueces Víctor Alonso y Fermín Ceroleni de Corrientes , Delfina Denogens y Rocío Alcalá de la Cámara de Resitencia y Manuel Moreyra de Misiones y en todos los casos se excusaron por diferentes razones.

Tampoco se pudo designar a la dra Niremperger y el dr Aguilar por haber intervenido en instancias anteriores. En marzo fue designada la dra Norma Nilda Lampugnani, del Tribunal de Posadas , pero adujo problemas de salud por una operación. Por ello Casación debe constatar esa situación y designar otro juez


COMPARTIR