Efectivos del Cuerpo de Operaciones Motorizadas de Sáenz Peña tomaron conocimiento que en calle 47 esquina 32 del Barrio Matadero de la ciudad termal, se requería presencia policial debido a que se estaba produciendo un desorden de gran magnitud con disparos de arma de fuego.

Al llegar, los agentes policiales se entrevistaron con una mujer, dueña de la vivienda, quien contó que momentos antes se encontraba con su vecina, una joven de 25 años en su domicilio, cuando se hizo presente el concubino de la muchacha y sin mediar palabra comenzó a agredirlas con golpes de puños y también las amenazó con un arma de fuego.

Según indicó, el agresor no fue solo. Estaba acompañado de otras personas - también armados - y que luego, en medio de la discusión y los golpes el hombre tomó una botella y la rompió para luego comenzar a lesionarse en las manos.
En ese momento llegó la Policía al lugar denunciado y los agresores se dieron a la fuga, intentando esconderse en un lugar boscoso.

Ante ello, los agentes comenzaron con la búsqueda de los agresores y lograron visualizar a uno de ellos, quien al ver a los agentes, huyó velozmente del lugar, pero fue alcanzado a los pocos metros y debido a que se mostraba violento fue reducido.

De acuerdo a la información policial, el detenido identificado como José Claudio Vargas, de 30 años, con domicilio en la misma barriada, mientras era trasladado gritaba "suéltenme le voy a quemar la casa a la puta de mi señora y la voy a matar a ella y a la trola de su mamá".

Finalmente, los agentes, dejaron constancia que el detenido Vargas tenía un fuerte aliento etílico y por su manera de expresarse se encontraba en aparente estado de ebriedad.