Un hombre de 39 años mató a su hijo de 18 meses y se suicidó de un balazo en la cabeza en una habitación de una casa del barrio porteño de Flores, donde los investigadores encontraron una nota que indicaba que había tomado esa determinación por encontrarse bajo una “profunda depresión” por la muerte de su padre, informaron hoy fuentes policiales.

Los cadáveres fueron encontrados en una casa de la calle Bonorino al 600, adonde llegaron los efectivos de la Comisaría Vecinal 7A luego del llamado de la propietaria del lugar.

Al llegar a la casa, los efectivos se encontraron con la puerta cerrada y sin signos de violencia.

Una vez adentro, los policías hallaron una nota en el descanso de la escalera y en una de las habitaciones los cadáveres del hombre y del niño.

A su lado encontraron un revólver calibre .32 empleado por el homicida.

De acuerdo a lo determinado por la nota hallada en la escalera del hogar, el hombre decidió matar al niño y suicidarse porque que estaba bajo una “profunda depresión” producto del fallecimiento de su padre, añadieron los voceros.

Interviene en la causa, el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 42, a cargo de Alejandra Provitola.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry