En el marco de la causa denominada “Lavado I”, la jueza federal de Resistencia, Zunilda Niremperger, procesó con prisión preventiva al extitular de la Unidad Ejecutora “Chaco Construye” del gobierno provincial, Ismael Fernández, y a Ramón Chávez -presunto testaferro de Fernández- y Cristina Dellamea, sobrina de Fernández, por el delito de lavado de activos agravado a través del desvío de fondos públicos vinculados a la construcción de viviendas.

Al mismo tiempo la magistrada dictó la falta de mérito y dejó sin efecto el pedido de detención y desafuero del ministro de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos del Chaco, Fabián Echezarreta, por el presunto delito de lavado de activos agravado, en calidad de coautor, y también del ministro de Hacienda y Finanzas, Cristian Ocampo, quién se encontraba imputado como supuesto partícipe secundario por el mismo delito.

Además de los procesamientos, la magistrada trabó embargos por 50 millones de pesos tanto para Fernández como para Chávez y de 100 millones para Dellamea. Y dispuso, asimismo, la inhibición general de bienes de los tres detenidos, además de librar un oficio al titular de la cárcel federal de Resistencia para que informe acerca de la disponibilidad de cupos de alojamiento en ese establecimiento penitenciario.

En su requerimiento, el fiscal federal Patricio Sabadini, consideró constatado un supuesto “esquema ilícito” integrado por Ismael Fernández, Ramón Chavez, Cristina Dellamea, Graciela Fernández -madre de Dellamea- y Fabián Echezarreta, en el marco del cual se habría utilizado como mecanismo “la creación de empresas y sociedades -integradas por familiares y amigos- para proveer bienes y servicios al Estado provincial, concretándose maniobras fraudulentas en perjuicio del erario público y negociados irregulares e incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, que reportaron enormes ganancias ilícitas para sus partícipes durante un importante lapso de tiempo que comprende desde fines del año 2015 hasta la actualidad”.

Que profundice la justicia provincial

Con respecto a la falta de mérito del ministro Echezarreta, la jueza Niremperger consideró que “la posible participación del ministro Humberto Fabián Echezarreta en los llamados delitos precedentes al lavado de activos propiamente dichos deberá ser profundizada por mis pares de la justicia provincial”.

En ese sentido, advirtió que “sin perjuicio de estimar que existirían sólidos elementos para estimar por configurado un importante grado de intervención suya en aquellos delitos, al haber dejado sin efecto solicitud de declaración de incompetencia oportunamente propiciada me limitaré a exponer indiciariamente los motivos que permiten sostener que se habrían cometido una serie de delitos pasibles de generar ganancias espurias, las cuales posteriormente habrían sido objeto de operaciones de reciclaje dinerario”.