La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (Partido Popular), prometió el martes usar el contundente apoyo que recibió el martes como ganadora de las elecciones en la capital como "contrapeso" del Gobierno nacional liderado por Pedro Sánchez (PSOE), tras basar gran parte de su campaña en el rechazo a las restricciones sanitarias dictadas por el Ejecutivo.

Horas después de su aplastante victoria, la jefa del Gobierno conservador de Madrid, hizo una ronda de entrevistas radiales en las que destacó que se siente respaldada para profundizar en la estrategia que la llevó al triunfo.

“Le voy a seguir diciendo al Gobierno de España que no voy permitir que se toquen los bolsillos de todos los ciudadanos que pagan, y mucho, impuestos en Madrid todos los días, con gran sacrificio”, afirmó la dirigente.

"No voy a bajar la guardia un solo minuto porque este plan (del PSOE) sigue adelante”, prometió al aludir a la política fiscal y la pandemia, dos diferencias que tiene con el Gobierno de Sánchez.

“Le voy a seguir diciendo al Gobierno de España que no voy permitir que se toquen los bolsillos de todos los ciudadanos que pagan, y mucho, impuestos en Madrid todos los días, con gran sacrificio”

“Ahora empezaremos a ver las sorpresas que nos guardaba el sanchismo para después de elecciones, así que seguiremos aquí siendo un contrapeso, un contrapoder que hace falta”, agregó Díaz Ayuso, que anoche obtuvo 65 bancas, el tercer mejor resultado de la historia del PP en la ciudad.

Si bien el resultado le permitiría formar un Gobierno sin el apoyo de otros partidos, dado que solo necesita la abstención del ultraderechista Vox para retener el poder, Díaz Ayuso reveló que está dispuesta a aceptar consejeros de otros partidos.

“Quiero a los mejores, vengan de donde vengan, con el criterio claro de unas políticas sensatas. He tenido consejeros de Ciudadanos que han merecido la pena y, si los encuentro en Vox, contaré con ellos”, aseguró.

Esa agrupación de ultraderecha, por su parte, ya anticipó que no pedirá entrar al Gobierno a cambio de su apoyo.

Tanto Díaz Ayuso -que probablemente aspire ahora a la presidencia del PP de Madrid- como los estrategas del partido, esperan que el triunfo en la capital sea un escalón para un cambio de ando a nivel nacional de la mano de Pablo Casado.

“Aspiro a gobernar para todos porque cuando bajas impuestos lo haces para todos, porque Madrid no es la comunidad de ricos que han intentado vender"

La presidenta de Madrid, de 42 años, prometió profundizar las medidas que la llevaron a este triunfo.

En ese sentido, anticipó una rebaja del impuesto a las ganancias y los que se cobran en donaciones y sucesiones, informó el diario español El País.

“Aspiro a gobernar para todos porque cuando bajas impuestos lo haces para todos, porque Madrid no es la comunidad de ricos que han intentado vender", prometió.

La referencia a gobernar "para todos" esconde el análisis que desde ayer están haciendo en el PP, que en solo dos años duplicó sus votos en la Comunidad de Madrid y ahora se pregunta de donde vienen esos votos.

“Soy consciente de que tengo mucho voto prestado, habrá que analizarlo”, expresó la política conservadora.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry