El nene fue trasladado desde hospital 4 de Junio al Pediátrico, donde ingresó con “traumatismo de cráneo, lesiones compatibles con hemorragia, isquemia cerebral y un hematoma occipital derecho”. Su madre había dicho que cayó de la cuna.

En la jornada de ayer, la Justicia ordenó la detención de la madre y el padrastro del bebé de Sáenz Peña, fallecido en el hospital Pediátrico de Resistencia a causa de graves lesiones en su cabeza. El pequeño falleció este último miércoles tras permanecer internado desde el lunes en dicho hospital.

Cabe recordar que el bebé, de apenas un año de vida, ingresó al hospital 4 de Junio de Sáenz Peña con graves lesiones el día sábado y debido a la complejidad de su estado fue derivado a Resistencia.
Su madre de 24 años, aseguró que el pequeño se había caído de la cuna. Sin embargo, la médica que atendió al niño denunció un posible caso de maltrato infantil ya que las lesiones no eran compatibles con lo expresado por la mujer.

El pequeño fue diagnosticado de “traumatismo de cráneo, lesiones compatibles con hemorragia, isquemia cerebral y un hematoma occipital derecho”. A pesar del esfuerzo médico, falleció en el mediodía del miércoles.

La fiscal de Resistencia, Daniela Meiriño, ordenó que el cuerpo sea derivado a Imcif para la correspondiente autopsia, caratulando la causa como “muerte dudosa”.

En la mañana de ayer, tras el primer informe de la autopsia, la fiscal ordenó la detención de la madre y su pareja, quienes deberán comparecer ante el fiscal Gustavo Valero, en Sáenz Peña, que tomará la investigación tras la inhibición de la fiscal de Resistencia por cuestión de competencia.


COMPARTIR