El fiscal Cristian Arana dio a conocer los desgarradores nuevos detalles del caso.

El fiscal de Investigaciones N° 3, Cristian Arana, ofreció ayer nuevos y escalofriantes detalles sobre la muerte de la beba de 2 años en Quitilipi, hecho que generó gran conmoción porque no fue de carácter natural. Si bien había indicios de abuso, eso se descartó tras la autopsia.

Pero surgió un dato estremecedor confirmado por el magistrado en declaraciones radiales: La pequeña “presentaba dos agujas en el interior de su cuerpo, una en contacto con el pulmón y el corazón, en el medio del pecho; y otra aguja con pus, en el timo. Esta última es de vieja data a la primera, la cual le generó una infección generalizada, inflamación pulmonar, pus en los riñones, que la llevó a un paro cardiorrespiratorio”.

Vale recordar que el pasado miércoles a la noche, la niña Maia Vallejos, de solo 2 años de edad, fue llevada al hospital de Quitilipi por una descompensación, señaló en esos momentos la madre de 20 años, en pareja con un joven de 19 que era el padrastro de la beba. Ante la gravedad del estado de salud, la nena fue trasladada al Hospital 4 de Junio de Sáenz Peña, pero allí llegó sin vida.

En un primer momento se creía que tenía signos de abuso, pero ello quedó descartado. “Pedimos una orden de allanamiento, nos hicimos presente en Quitilipi, en el lugar donde habría ocurrido el hecho, y tomamos declaración a todos los trabajadores del aserradero, donde vivía la familia”, expresó el fiscal.

Así, tras conocerse los resultados de la autopsia, la madre y el padrastro quedaron detenidos. “No podemos decir dónde están alojados, porque la gente de Quitilipi está muy indignada y queremos resguardar la integridad de los acusados”, agregó Arana.

El fiscal señaló que debido a la gravedad del caso “todo el equipo fiscal estuvo trabajando el día del hecho y los días siguientes, se pidieron una serie de allanamientos para avanzar en la investigación”.

Respecto a la madre y padrastro de la menor dijo que ambos estaban detenidos y que ya han designado abogado defensor. Por el momento fueron imputados del delito de Supuesto Homicidio Agravado y el fiscal trabaja sobre varias hipótesis para determinar el motivo del hecho.

Si bien el jueves a la noche el fiscal había ordenado la libertad de la madre de la niña y también de su padrastro hasta tanto se tengan los resultados de la autopsia, en la jornada de ayer, Arana que lleva adelante la investigación ordenó la inmediata detención de ambos.

Efectivos de la Comisaría de Quitilipi tuvieron que buscar a ambos en un campo a las afueras de Quitilipi porque hasta allí se habían escapado para no ser linchados por los vecinos.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry