Durante una colonoscopia, los médicos descubrieron que un hombre no solo tenía una vaquita de San Antonio en su intestino, sino que estaba viva.

Como parte de un control médico, un hombre de 59 años se realizó una colonoscopía, pero nunca imaginó lo que encontrarían dentro de su cuerpo.

Las colonoscopías suelen ser un procedimiento médico habitual para la detección de diversas enfermedades. Para llevar a cabo el estudio, es necesario que el paciente haga un prolongado ayuno con el objetivo de purgar y que el intestino quede lo más limpio posible. Por tal motivo, al encontrar el insecto surgieron diversas dudas por parte de la comunidad científica.

De acuerdo a lo informado por ACG Case Reports Journal, el caso llevó a que se decidiera abrir un estudio respecto a cómo llegó la vaquita de San Antonio al intestino del paciente y de qué manera logró sobrevivir.


COMPARTIR