Como madre y hermano de Adrián (Negro)Morel detenido e imputado en la causa Yanina Sequeira Falchini, nos vemos en la obligación de hacer un descargo público.

El motivo es que, como familiares, conocemos a través de sus abogados, la marcha del proceso. Y en tal sentido, todas las pruebas directas, que se van realizando desde su detención, ninguna arroja resultados en su contra.

Es por ello que no entendemos cómo se divulgan hechos o comentarios falsos, ya que las pruebas de testigos DIRECTOS, es decir de quienes estuvieron en la inmediatez del caso, volvieron a declarar o ampliar sus declaraciones, todas por pedido de la querella o la fiscalía.

Esto demuestra la objetividad de las mismas, pues ninguno ha sido pedido por la defensa, como para siquiera poner en DUDA la parcialidad de dichas pruebas.

De todas estas declaraciones afines al caso ninguna comprometen o ponen en duda ni la materialidad ni la autoría del hecho, en cabeza de mi hermano.

Para los que no conocen el caso, vale recordar que este hecho ocurrió en el año 2015 y que la causa de muerte fue definida, en aquel entonces, como muerte súbita, por dictamen del prestigioso equipo forense (IMCIF) actuante, y previa autopsia del cuerpo, realizada en forma inmediata a su deceso.

También se practicó una prueba de ADN con restos de UÑA perteneciente a Yanina, pedida por la querella y la fiscalía, la cual dio NEGATIVO en relación con la muestra de ADN que se le tomó a mi hermano, puesto que el rastro obtenido pertenecía a ella misma.

Además, en las pruebas técnicas realizadas sobre los celulares secuestrados, se evidencian conversaciones cotidianas que se alejan de sospechar caso de violencia, más bien, todo lo contario.

Nada de esto se informa y está en el expediente penal. Es muy doloroso e indignante para la familia, ya que pareciera que estamos ante dos EXPEDIENTES DISTINTOS, y no es así. Por eso pedimos que a la hora de informar se haga un mínimo esfuerzo y se obtenga información objetiva del caso, pues mi hermano es inocente, no debería estar privado de su libertad.

Cabe destacar que todas estas pruebas están judicializadas, es decir analizadas por equipos técnicos que las avalan.

Con todo lo expuesto NO ENTIENDO de qué se valen para seguir teniéndolo preso. ¿Será que pesa más la presión de organismos que se agolpan en la puerta de las fiscalías, que las pruebas judicializadas?

La madre acotó: solo si mi hijo está en libertad, estaríamos hablando de JUSTICIA. Recuerda una anécdota del día que sucedieron los hechos: “Acudimos al lugar junto con mi hijo mayor (Juanchi) y su esposa, al encontrarme con él se desplomó en mis brazos y abrazándome fuerte, con la poca voz que le quedaba, me dijo: Mamá por qué no me fui yo en lugar de ella, cómo mi hijo va a quedar sin madre”.

Hermano :Juan Morel
DNI :21.346.476
Madre: Fermina Zacaria
LC: 6.065.291


COMPARTIR