Durante la madrugada de este lunes, realizaron un operativo que consistía en evitar la concentración de personas en medio de la pandemia que todavía no ha llegado a su fin.

COMISARIA PUERTO VILELAS: Los empleados policiales, tomaron conocimiento sobre una fiesta en una casa en el barrio Independencia.

Allí, se entrevistaron con el morador de 34 años, quien manifestó que estaba llevando a cabo una fiesta con un grupo musical y unas 50 personas. Seguidamente, fue informado y notificada del Decreto 1162/2020, el cual dispone la restricción de reuniones y fiestas, dio por finalizado la celebración.

COMISARIA 5º RESISTENCIA: Los agentes, se dirigieron al barrio Juan Bautista Alberdi, donde se desarrollaría una fiesta clandestina. Una vez en el lugar, constataron un grupo aproximado de 100 personas, equipos de sonidos e instrumentos de percusión, siendo la organizadora del evento una mujer de 43 años, quien fue notificada de Decreto 1162/2020.

Asimismo, en otra casa ubicada en el mismo barrio constataron la cantidad de 50 personas, con equipos de sonidos, siendo los organizadores del evento una pareja de 31 y 30 años. Consultado con fiscal en turno,  ambos fueron notificados de su situación legal.

COMISARIA 4º RESISTENCIA: A horas 23:40 los efectivos recibieron un llamado anónimo, aduciendo que en una casa ubicado por la calle Sierras de Córdoba- barrio Villa Barberan se encontraban escuchando música a alto volumen. Inmediatamente se dirigieron al lugar y se entrevistaron con la dueña de la casa de 27 años, quien accedió a apagar la música.

Minutos más tarde, tomaron conocimiento que volvieron a ocasionar ruidos molestos en el mismo domicilio. Por tal motivo, se comisionaron al lugar y la moradora fue notificada de las infracciones al Art 203º, 205º y 239º  del C.P.A.

Luego a horas 01:00,  un masculino de 33 años se comunicó con la prevención, manifestando ser amenazado y agredido por parte de la mujer y un grupo de hombres. Por ello, le invitaron a realizar la denunciar correspondiente.


COMPARTIR