Desarrollo Urbano entregó 116 actas de preadjudicación de lotes en el barrio Jesús de Nazareth

92

“Este es un barrio histórico de Resistencia, con más de 30 años, en el que venimos llevando a cabo la política de generar una ciudad más inclusiva y de incorporar más vecinos a la trama urbana, con la regularización y ordenamiento barrial”, señaló Guillermo Monzón, ministro de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial de la Provincia, quien encabezó el acto junto al presidente del Concejo Municipal de Resistencia, Gustavo Martínez.

En este barrio, ubicado entre las avenidas Edison y Urquiza y la calle Ingeniero Schur de Resistencia,  viven unas 270 familias, de las cuales 116 recibieron su certificado de preadjudicación de lotes en esta oportunidad. Posee infraestructura básica, alumbrado público y conexión de luz domiciliaria, agua potable, servicio de recolección de residuos y transporte público.

Los vecinos fueron constatados por los equipos técnicos del Ministerio, quienes relevaron la situación social de las familias, se los vinculó con la propuesta urbana y de allí se pudo presentar el plano catastral en la Dirección Provincial de Catastro y con la ordenanza aprobada del ordenamiento se pudo llegar a esta instancia.

El Ministro destacó la política articulada que se lleva a cabo entre el Gobierno Provincial y el Concejo de Resistencia, junto a la comunidad” y agregó que “Resistencia necesitaba un plan que se mantenga en el tiempo y que tenga como objetivo regularizar los barrios la situación dominial de muchas familias”.

Existen en la actualidad cerca de 22 mil registros que se encuentran en proceso de regularización, se entregaron alrededor de mil títulos, y cinco mil registros RUBH (Registro Único de Beneficiarios del Hábitat) que es el paso inicial de la regularización dominial. Este trabajo fue posible gracias a un trabajo articulado entre el Gobierno Provincial y el Concejo Municipal de Resistencia.

Monzón destacó la importancia de una familia cuente con el título de propiedad, “el bien de familia en que se transforma esa casa en donde habitan desde hace muchos años, este certificado que entregamos hoy es una herramienta que le da la seguridad a los vecinos de que en un futuro muy cercano van a tener el título en sus manos”.

El presidente del Concejo, por su parte, resaltó que estas familias que reciben sus actas están saneadas socialmente y que cuando resulte aprobada de forma definitiva la mensura se avanzará con el certificado de adjudicación y el título de propiedad. “Es un proceso muy bueno y Resistencia necesita mantener esta política de Regularización Dominial en el tiempo porque es importante que la calidad de ciudad también esté dado en los aspectos formales catastrales”.

Vecinos beneficiados

Dora Román es una vecina que vive hace 33 años en el barrio, recuerda que el barrio era muy feo, no había caminos y se juntaba mucho barro. “Cuando llegamos mi nena más chica tenía un año y ahora mi hijo vive al lado con su familia, hace mucho que esperamos el título de propiedad que significa mucho”.

Celina Pinedo, hace 35 años que vive allí, señala: “Esto es todo, ahora ya sé que mi terreno es mío, antes cómo estábamos yo dejaba mi casa y si entraba alguien no lo sacaba más, hace años que esperábamos poder tener nuestro título, por más que sea un ranchito pero que sea nuestro, es una herencia para mis hijos”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry