Foto: Ilustración

La declaración está dirigida a las autoridades del Estado y menciona de modo explícito a la Gendarmería, al exigir “que se sancione debidamente tanto a los autores materiales como a sus superiores jerárquicos” de esa fuerza.

La Oficina para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) emitió un duro documento dirigido al gobierno de Mauricio Macri y a las máximas autoridades del Poder Judicial de la Nación.

Desde Santiago de Chile, y a través de un comunicado oficial firmado por el representante regional de la ACNUDH, el italiano Amerigo Incalcaterra, el organismo de la ONU expresa su “preocupación ante la falta de avances en las investigaciones sobre la desaparición de Santiago Maldonado”. La declaración firmada por Incalcaterra está dirigida a las autoridades del Estado, menciona de modo explícito a la Gendarmería y urge a las autoridades a “establecer responsabilidades”. Además, en caso de confirmarse la creciente sospecha de que esa fuerza de seguridad es la responsable de la desaparición, la ACNUDH exige, textualmente, “que se sancione debidamente tanto a los autores materiales como a sus superiores jerárquicos”.

El documento de la ACNUDH arranca con un llamamiento “a las autoridades competentes a alinear en todo momento sus investigaciones y procedimientos con los estándares internacionales de DDHH, en particular con la Convención de las Naciones Unidas para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas”.

El texto también incluye un párrafo en el que el propio Incalcaterra expresa su “preocupación ante la falta de avances en las investigaciones sobre la desaparición de Santiago Maldonado”.

“Insto al Estado argentino a adoptar todas las medidas necesarias para investigar y sancionar a los responsables por la desaparición de Santiago Maldonado. Es urgente esclarecer la participación de Gendarmería en los hechos, y en caso de demostrarse, establecer sus responsabilidades y sancionar debidamente tanto a los autores materiales como a sus superiores jerárquicos”, subraya el comunicado en uno de sus tramos más duros.

El firmante de la declaración de la ACNUDH, de un tono fuerte para el lenguaje diplomático de los organismos multilaterales, es un jurista especializado en Derechos Humanos que desde 1988 se viene desempeñando en las Naciones Unidas en áreas y misiones vinculadas a Derechos Humanos, Seguridad Pública, Fortalecimiento de la Democracia y Desarrollo.

Nacido en Italia pero buen conocedor del hemisferio occidental, Incalcaterra cobró notoriedad en América Latina durante su actuación como representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos entre 2005 y 2008: en aquel momento Incalcaterra criticó al gobierno federal del país azteca, encabezado en ese entonces por Felipe Calderón, por omisiones y fallas en materia de DDHH. En los medios mexicanos se informó que el propio Calderón había presionado para que Incalcaterra abandonara el territorio de su país.

Hacia el final del documento emitido en Chile, en el último párrafo, el organismo de la ONU recuerda que el 7 de agosto pasado el Comité de las Naciones Unidas contra las Desapariciones Forzadas ya había exigido al gobierno argentino que adoptara “todas las medidas urgentes” que fueran necesarias “para buscar y localizar” a Maldonado.

Incalcaterra también menciona que el 23 de agosto último la Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió una medida cautelar con la intención de proteger los derechos de la víctima en este caso: el joven tatuador de la localidad de 25 de Mayo, residente en El Bolsón, hijo de Enrique y de Stella Maris Peloso, hermano menor de Sergio y de Germán.

Fuente: Tiempo Argentino

 

 

 

 

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry