En la Comisaría Segunda de la ciudad de Fontana, se radicó una nueva denuncia por un supuesto intento de secuestro a una adolescente de 14 años.
Según detalló un hombre a los agentes policiales -quien manifestó ser tío de la menor- el hecho ocurrió en horas de la tarde del lunes, cuando una adolescente de 14 años, volvía del Club de Fontana, y al descender de un colectivo habría sido abordada por dos sujetos que  circulaban en un auto.
El denunciante indicó que alrededor de las 19, la menor se retiró de la casa para dirigirse al club ubicado sobre avenida Augusto Rey, lugar donde amigas de la menor estarían preparando una fiesta sorpresa para otra amiga.
La joven contó a su tío que tomó el colectivo de la Línea 107, y pasados dos horas estimativamente regresó al hogar. Dijo que al descender del transporte para regresar a su casa, en la parada situada en avenida García Merou al 5800 aproximadamente, en inmediaciones del barrio Puerto Vicentini, donde no había nadie presente, observó un Clío  gris con cristales polarizados que se acercó hasta donde estaba interponiéndose en su camino. La menor añadió que del auto descendió un hombre de contextura delgada, cabello corto color negro, quien tenía su rostro tapado con una bufanda negra, vistiendo una campera, tipo rompeviento (inflable) color negro, un jeans tipo “chupín” color negro y la tomó del brazo. Dijo que el hombre trató de introducirla al automóvil, y que cuando estaba cerca de la puerta que estaba abierta, pudo visualizar que dentro había otros tres sujetos.
La joven detalló también que el que manejaba el vehículo tenía una remera color blanca, con una estrella color negra estampada en su pecho, y que luego de un forcejeo, logró despojarse del sujeto, y que en ese ínterin venía caminando un señor -bajando las vías del tren- quien fue testigo de lo sucedido, pero que desconoce quién es.
La menor de edad contó que aprovechó esa situación para salir a correr cruzando las vías del tren, y luego con dirección al barrio Anunciación (siempre por el costado de las vías del tren) hizo unas dos cuadras hasta que en una esquina se encontraba un grupo de personas, y en virtud a ello y por miedo a lo que le había sucedido, se aproximó a ellas.
Relató que en ese mismo momento pudo visualizar nuevamente al auto que volvió a estacionar a un costado del camino.
La joven precisó que de igual manera tomó la decisión de seguir su camino hasta su casa y no quedar en ningún sitio, y que luego de seguir su recorrido perdió de vista al rodado.
Por ello, tras escuchar el relato de su sobrina, el tío decidió realizar la denuncia a la Policía para que se investigue sobre este auto.


COMPARTIR