Periodistas, fuerzas de seguridad y vecinos del supermercado Impulso del barrio 713 Viviendas de Sáenz Peña, que sufriera un intento de saqueo en la noche del lunes por parte de una veintena de personas entre las que se encontraban varios menores, advirtieron que en su propósito los manifestantes pretendían llevarse mayormente bebidas alcohólicas del local comercial.

El intento se vio frustrado en su totalidad principalmente por el accionar de los propietarios y uno de los vecinos del lugar que no dudaron en utilizar incluso armas de fuego para dispersar a los manifestantes, que casi en su totalidad utilizaban indumentaria con capucha sobre sus cabezas, y que las fuerzas policiales identificaron como habitantes de una barriada cercana a las 713 Viviendas, en la zona Este de Sáenz Peña, habitada en su mayoría por aborígenes.

En medio del caos por la violenta situación y la dispersión de los "saqueadores" una gran parte los objetos sustraídos quedaron dispersos en las calles lindantes al supermercado.

También llamó la atención a la Policía provincial el robo de una motocicleta a una mujer que casualmente transitaba por el lugar a la que los manifestantes obligaron a bajar de su rodado para quedarse con él.


COMPARTIR