Frustrada debido a que mujeres dediquen más tiempo y dinero para mantener su apariencia, una mujer danesa decidió dejar de depilarse y se mostró en redes sociales.

Eldina Jaganjac, de 31 años, abandonó esa práctica hace un año, comenzando por las cejas y el labio superior.

Si bien ya no le importa cómo se ve o lo que la gente piense de ella, contó que en la calle le gritaron “sacate eso” y que los hombres le miran las cejas como si tuviera “tres cabezas”.

Eldina no le presta atención, ya que cree que su vello facial y cejas son una bendición ya que le permite darse cuenta antes sobre posibles pretendientes “conservadores”.

“Antes de dejar que mi entrecejo creciera, sentía que había opciones extremadamente limitadas sobre cómo se suponía que debían verse las mujeres. Si un hombre no se afeita y no se depila las cejas, nadie se da cuenta ni comenta y no es nada fuera de lo común”, sostuvo Jaganjac.

Respecto al cambio de apariencia, señaló: “Al igual que muchas otras mujeres, aprendí a controlarme. Por ejemplo, solía no sentirme cómoda al salir a la calle a menos que mis cejas fueran del tamaño pequeño aceptado, y no iba al gimnasio a menos que mis piernas estuvieran bien afeitadas”.

“Ahora opté por centrarme en las tareas y metas que necesito completar y menos en cómo me veo mientras las hago y si le agrado o no a la gente, porque probablemente no las volveré a ver nunca más, y si lo hago, sigue sin importarme”, agregó.

Según la mujer, “hubo gente que se me acercó en la calle diciéndome que era genial y otros que me gritaban cosas. Eso fue incómodo al principio, pero si algunas personas no tienen nada que hacer más que gritarle a los extraños, que así sea. Sí, algunos adolescentes me gritaron por la calle, pero nada importante”.

“Creo que es difícil entender los roles de género cuando sos un adolescente y estás creciendo, así que creo que ver a una mujer haciendo algo que se considera menos femenino confunde a estos adolescentes y me lo dicen porque comienzan a cuestionar sus normas y su comprensión de lo que significa ser un hombre”, dijo Eldina.

En es sentido, añadió: “Al considerar que algunas mujeres son menos femeninas debido al vello corporal, la sociedad excluye de la feminidad varias áreas geográficas del mundo. En muchas zonas del mundo, las mujeres tienen el cabello más visible y oscuro”.

“Para ser aceptados en esto, debemos gastar más tiempo y dinero solo para poder existir visualmente de una manera aceptable, y sí, creo que esto no es justo”, consideró la danesa.

Y finalizó: “Creo que tenemos que hacernos la pregunta: ¿Por qué nosotros, como sociedad, consideramos tan importante que las mujeres se eliminen el vello del cuerpo? Creo que esto debería ser tan irrelevante, ya que hay muchas otras cosas más importantes en las que centrarse”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry