Mala suerte la tiene quien pincha una rueda. Mala suerte la puede tener la Selección Nacional de fútbol al no poder meter un gol. Incluso mala suerte puede ser jugar y jugar a la quiniela y sin sacarla tras años y años de intentos.

Pero lo que le sucedió al propietario de uno de los automóviles dañados durante la increíble caída de granizo del tamaño de naranjas en la ruta nacional 12 (en Corrientes) superó cualquiera de los casos antes mencionados y más aún.

Tal como posteó un usuario de Facebook, una pareja se sacó una fotografía cuando retiraban de una concesionaria un vehículo Peugeot 0 KM, con toda la alegría que ello significa para cualquier ciudadano que considera eso como un factor de progreso. Curiosamente, el mismo rodado fue uno de los tantos blancos de las tremendas piedras gélidas caídas en territorio correntino en la jornada del domingo.

Por si fuera poco, el mencionado usuario comentó que ese automóvil fue sacado de la concesionaria el sábado, o sea un día antes de ocurrido el inusual fenómeno climático. En síntesis, una verdadera y lamentable mala suerte.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry