DD.HH. acompaña a la familia de Benjamín Fernández en la búsqueda de la verdad

108

El viernes comenzó en la Cámara del Crimen Nº 2, el primer juicio en la provincia por una causa de “gatillo fácil” donde perdió la vida Benjamín Fernández, de 18 años. El homicidio fue ejecutado por el suboficial de Drogas Peligrosas, Oscar Folmer. La Secretaría de DD.HH. a cargo de Celeste Segovia, se encuentra constituida como querellante con el patrocinio de Kevin Nielsen.

En la jornada del viernes se dio inicio al juzgamiento del entonces cabo de la División de Drogas Peligrosas de la Policía del Chaco, Oscar Folmer, por el fallecimiento en un contexto de ejecución extrajudicial de Benjamín Fernández, quien de 18 años. El hecho ocurrió en agosto del 2018 y luego de ese suceso se abrió una investigación exhaustiva y para el inicio del juicio que se está dando actualmente.

Durante el desarrollo de la primera audiencia surgieron alguna cuestiones muy interesantes que ya se las tienen diagnosticadas, donde ahí surge la importancia del litigio de manera grave en materia de Derechos Humanos, como por ejemplo el tratamiento mediático de estos casos y como eso genera un prejuicio tanto en la colectividad como en la opinión pública”, expresó la secretaria Celeste Segovia.

La Secretaría de Derechos Humanos, a cargo de Celeste Segovia, acompaña a la familia de Benjamín Fernández mediante el litigio estratégico de la causa, acompañando las pretensiones de la querella e interviniendo activamente para que se haga justicia.

“Es decir, que se logre una condena adecuada a Oscar Folmer y cuando decimos adecuada, nos referimos a adecuada en términos tanto de punibilidad, de monto de pena, pero también en cuanto al descubrimiento de la verdad real de lo que sufriera Benjamín, a lo que exactamente pasó esa noche que siempre para las víctimas de violaciones de Derechos Humanos y las víctimas de delitos en general es tal vez lo más importante, que es saber lo que pasó verdaderamente”, mencionó la funcionaria.

El caso

El 9 de agosto del 2018, Benjamín Fernández, recibió un disparo en la cabeza y falleció. La bala provenía de un arma reglamentaria perteneciente a Folmer.

Al llegar al Hospital Perrando el herido fue atendido por el médico en turno quien diagnosticó “ingresó sin signos vitales por herida aparentemente de arma de fuego en cráneo”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry