Nuevamente la queja sistemática parece ser la única forma de gestionar que tienen  los funcionarios del  gobierno provincial, sus declaraciones claramente expresan como  extrañan el modelo kirchnerista.

Las reiteradas protestas,  paros y hasta la paralización de algunos sectores de la Salud, la Educación, el Registro Civil, el Catastro, la Justicia, etc., obligan a  estos funcionarios a justificarse y responsabilizar a terceros. Para ello vuelven  nuevamente al recurso del lamento  en relación a los fondos federales que recibe el Chaco de la Nación.

Ante números y estadísticas manipuladas, lo mejor es brindar información objetiva, la que proviene de organismos oficiales.

Según el  Ministerio de Economía de la Nación, la Provincia está recibiendo muchas más transferencias automáticas (Coparticipación más FFS) que hace dos años. En los primeros 9  meses de este año, recibió un 70 % más que en igual periodo del 2015,   lo cual   significo  casi $  11.000 Millones adicionales para nuestra provincia.

Tal crecimiento fue posible, entre otras cosas,  a la devolución gradual del 15 % de coparticipación por parte de este Gobierno Nacional,  a que somos una de  las provincias más beneficiadas al tener el cuarto mayor  índice de coparticipación del país  y al crecimiento en términos reales de la actividad económica.

En el mismo sentido e independientemente de las transferencias directas, informes  de  la Nación detallan  que  adicionalmente,   las transferencias presupuestarias mas la Inversión Real Directa en Chaco a septiembre del 2017 alcanzan los $  5.494 millones, un 14 % más que los $ 4. 847 millones transferidos en igual lapso del 2015.

Lo que si nos preguntamos los chaqueños es que se  hace  con esos recursos, porque la Provincia tiene tantas dependencias paralizadas o de paro?, porque no nos dicen  la situación en que esta la provincia?, son sustentables las cuentas fiscales del Chaco teniendo que afectar casi todos sus recursos al pago de salarios?, recibimos los chaqueños servicios y bienes públicos de calidad concordantes con el gasto público?.

Hasta el 2007, antes de que asuma el Kirchnerismo el gobierno de la Provincia,   había en la Provincia 48. 000 empleados públicos, hoy según el Ministerio de Trabajo de la Nación son más de  85. 000 los sueldos que tiene que pagar la Administración Provincial. Estos  funcionarios del gobierno provincial que se quejan, heredaron problemas que ellos mismos ayudaron  a crearlos cuando fueron  parte muchos de ellos,  del gobierno  de Capitanich.

Deberían hacerse cargo,  no existe provincia argentina viable con esa relación de empleados público y población, llevan diez años ingresando empleados, sin concursos,  sin misiones ni funciones al Estado.  No hay que buscar muchas explicaciones al rojo permanente,  en definitiva,  haber tomado al  empleo público como un botín político,  llevo   al fracaso de las gestiones kirchneristas en el  Chaco.

Felizmente, el elector argentino parece cada vez más orientado a premiar otros modelos de gestión: Más sinceros y responsables, con el foco en el trabajo y la sustentabilidad, menos inclinados al despilfarro y la falta de honestidad y transparencia.

El modelo de gestión basado en la queja,  en la victimización permanente, no es lo que los chaqueños están esperando.  El Chaco debe acompañar el cambio que vive el país todo, ninguna provincia va a salvarse sola. El gran objetivo sin ninguna duda, debe ser reducir los índices de pobreza de nuestra gente y esto se lograra solo trabajando coordinadamente con el gobierno federal, no en contra de él.

Fernando Novo

Contador

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry