En plena pandemia de coronavirus, la discriminación hacia el personal que trabaja en el sistema de salud no cesa. Ellos, desde la primera línea de fuego, dan batalla al nuevo virus -que ya se cobró la vida de 1.523 en la Argentina- y muchos en vez de homenajearlos, aplaudirles y agradecerles, los humillan, discriminan y amenazan desde el anonimato.

En Bahía Blanca se viralizó una carta que le llegó a una enfermera que hace más de 30 años trabaja en el Hospital Interzonal de Agudos "José Penna".

"Señora, sabemos que usted trabaja en un hospital. Por favor retírese del edificio", decía la carta manuscrita firmada por "sus vecinos" y que fue dejada en la puerta del departamento de la mujer.

La señora fue intimada por vecinos de su edificio para que abandone su vivienda. Como si esto no fuera suficiente pintaron además cruces negras en la puerta de su departamento.

Las imágenes fueron compartidas por su hijo Jorge Luis Planissig Larrondo en las redes sociales.

"Realmente esto es una vergüenza! ¿A qué llegamos? ¿Dónde está la empatía? El coronavirus le puede agarrar a cualquiera, no solamente porque uno trabaja en un hospital se merece esto", dijo el hijo de la enfermera.

"Estoy realmente muy indignado y con mucha bronca", agregó. La enfermera, víctima de discriminación y humillación,  radicó una denuncia policial.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry