Cristina Fernández negará los hechos que se le imputan, recusará al juez Claudio Bonadio y pedirá la nulidad de la causa. La ex presidenta hará este pedido a través de un escrito que presentará mañana. Pero la defensa trabaja contrarreloj para apuntar contra Oscar Centeno, el ex chofer que detalló en ochos cuadernos el pago de coimas por la obra pública. Cristina dio la orden de que no haya militantes en los tribunales de Comodoro Py.

Quiere hacer la presentación en el menor tiempo posible. “No hay nada que ver acá, nosotros tenemos que mirar a los sectores trabajadores que son los que la están pasando mal con la crisis económica”, repiten en el kirchnerismo. Sin embargo, el viernes a última hora comenzó el operativo policial con miras al lunes, que estará activo desde primera hora. Advirtieron a los empleados que vayan temprano para no complicar el ingreso y habrá listados de personas autorizadas. También, dentro del edificio estarán bloqueados desde los pisos 3 al 5. El despacho de Bonadio, ante quien se presentará la ex presidenta, está en el cuarto.

En el escrito, la ex presidenta negará ser la jefa de una supuesta asociación ilícita. “Negará todos y cada uno de los cargos que se le imputan”, explicaron. La ex presidenta está en cada detalle de la causa judicial, incluso de las declaraciones en los medios como la de la ex mujer de Centeno que contó que su ex marido “veía a Cristina en pijama”. Cristina lo negó ante sus abogados e incluso abrió el Google Earth, por el que navegó por la Quinta de Olivos, revisó el mapa y explicó que la casa presidencial estaba a 500 metros del espacio en donde se reunían los ministros publica perfil.com

“Es imposible hasta que me haya visto de pijama”, se quejó. Desde su entorno también descartan que se haya sumado a reuniones en las que se entregaba el dinero. “Es toda fábula, además jamás Cristina iría a una reunión en jogging, es muy coqueta”, detallaron. Mañana lunes voy a presentarme en Comodoro Py, como lo hice ante cada requerimiento judicial. A lxs compañerxs que querían movilizarse para acompañarme, les pido por favor que no lo hagan. — Cristina Kirchner (@CFKArgentina) August 12, 2018 Pongamos todo nuestro esfuerzo y energía en acompañar y ayudar a aquellxs que la están pasando muy, pero muy mal, en esta verdadera catástrofe económica y social que es el gobierno de Mauricio Macri. — Cristina Kirchner (@CFKArgentina) August 12, 2018 La defensa a cargo de su abogado, Carlos Beraldi, y asesorada por Gregorio Dalbón, se centrará en recusar al juez por la “enemistad manifiesta”, como ya hizo en la causa Los Sauces. “Bonadio es el brazo armado del periodismo de guerra”, dice Dalbón. Y asegura que “esa causa entretiene mientras está tapando el precolapso de un gobierno que en los índices económicos muestra sus niveles más bajos”. Sobre el destino de los bolsos que habrían llegado a manos de Cristina, Dalbón sostuvo: “Prueben que haya habido alguna vez uno de esos bolsos en la casa de Cristina, porque no es cierto. Ni un día en la vida le han acercado un bolso ni siquiera con ropa para que vaya a un gimnasio”.

Además del escrito, la defensa trabaja para presentar en los próximos días pruebas que desestimarían a Centeno. Según detallaron, habría un fallo de la Justicia de San Martín en donde años atrás el ex chofer habría recibido una sentencia de insania. De acuerdo a la información que maneja la senadora, luego de que la Justicia militar cesanteó a quien escribió los cuadernos, éste había apelado la decisión en la Justicia ordinaria. Es por esta apelación que un tribunal de San Martín lo habría declarado insano. Mientras la causa avanza y el protagonismo se posa en empresarios arrepentidos que comienzan a confirmar varios de los escritos del ex chofer, el objetivo es apuntar a Centeno para desestimar la denuncia.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry