“Hay un deterioro de las garantías electorales grave en la República Argentina”, sostuvo la ex presidenta Cristina Fernández, actual candidata a senadora, en el marco de una conferencia de prensa en el Instituto Patria.

Acusó tanto al presidente Mauricio Macri como al juez federal Claudio Bonadío por “persecución política” luego de que fuera citada a indagatoria 4 días después de las elecciones legislativas en la causa por la denuncia que presentó el fallecido fiscal Alberto Nisman por encubrimiento en la causa AMIA.

“Ayer cruzaron todos los límites democráticos. Porque en plena campaña electoral, el primer acto de campaña fue ayer, donde junto con otras 13 personas el juez Bonadío nos llama a indagatoria en pleno proceso electoral en un hecho que tuvo participación como juez y fuera apartado por encubrimiento”, destacó y mencionó a Bonadío como “la correa de trasmisión de la voluntad del presidente”.

Destacó en ese contexto el deterioro de las libertades públicas, como la desaparición de Santiago Maldonado, la prisión de Milagro Sala y la difusión de listas negras por parte del gobierno nacional.

Sobre Santiago, detalló: “Tal vez lo grave es la reacción del Estado y sus organismos ante un hecho de esta naturaleza. La violación de derechos de una fuerza se torna aun mas grave cuando el Estado, ministros y presidente, en lugar de colocarse del lado de la familia no solo justifican y ocultan sino que largan una feroz campaña para demonizar al desaparecido. Casi como pasaba durante la dictadura, donde se afirmaba que estábamos ante una campaña antiargentina y los desaparecidos estaba en Europa. No quiero imaginarme el dolor, la desesperación, la angustia, el cansancio y además tener que ponerse a redactar comunicado por las infamias que se estaban diciendo. Todo esto acompañado por un ejército de trolls”.

Fuente: Tiempo Argentino

 

 

 

 

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry