La Guardia Civil española publicó hace algunos días una advertencia tan inesperada como creativa: alguien diseñó las remeras "anti multas" para evitar ponerse el cinturón de seguridad.

"La "camisetita antimultas" igual evita una denuncia si no te pillan, pero ¿te salvará la vida en un accidente?", escribieron desde el perfil de Twitter de la institución.

En España no llevar el cinturón de seguridad puesto en el auto puede acarrear una multa de hasta 200 euros y tres puntos del carnet.

 


COMPARTIR