Covid-19: el Programa Proteger garantizó el control y seguimiento de enfermedades crónicas a pacientes de riesgo

84

Proteger Chaco apunta a la población vulnerable para prevenir enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, afecciones cardiovasculares o EPOC, que se constituyen como factores de riesgo para Covid-19. “Implementamos un sistema de turnos protegidos para garantizar el servicio”, relató Mónica Bonfanti, referente del Programa que trabaja en red con 50 centros de salud de la provincia.

El Programa Proteger, implementado a través de los ministerios de Salud de Nación y Provincia, apunta a brindar asistencia y cobertura sanitaria a las comunidades vulnerables para prevenir las enfermedades crónicas no transmisibles mediante diversas estrategias en una red de 50 centros de salud de la provincia.

Este Programa tiene dos objetivos: mejorar las condiciones de los centros públicos de atención ambulatoria para brindar servicios de alta calidad en las enfermedades crónicas no transmisibles para los grupos de población vulnerable, expandiendo su alcance; y proteger a los grupos de población vulnerable de los factores de riesgo para las enfermedades crónicas no transmisibles de mayor prevalencia.

Proteger Chaco cuenta con un equipo de 10 profesionales y una cobertura en 50 efectores de salud en el territorio provincial, 23 dentro del área Metropolitana del Gran Resistencia. El programa debió adaptar el servicio en el contexto de pandemia por coronavirus dado que sus destinatarios son pacientes de riesgo para el virus SARS-COV2 como personas diabéticas, con afecciones cardiovasculares o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

“Trabajamos en el control y seguimiento de estos pacientes, vamos fijando metas conjuntas con los centros de salud, por eso resultó complicado que algunos pacientes no asistan a los controles, para subsanar implementamos un sistema de turnos protegidos para citar a los pacientes en horarios específicos, garantizando las normas de bioseguridad, para que puedan cumplir con sus controles o los análisis pautados en el Laboratorio Central de la Provincia”, explicó la referente del Programa Mónica Bonfanti y advirtió que la modalidad continuará durante la pandemia y aspirando a un progresivo retorno a la normalidad.

Ocho indicadores

Proteger Chaco trabaja en base a ocho indicadores que marcan las necesidades de los grupos vulnerables y la planificación de acciones coordinadas con los centros de salud donde el Programa lleva a cabo su labor en terreno. Estos indicadores son: conformación de equipos núcleos (médicos y enfermeros); promoción de la historia clínica digital; calidad de atención sanitaria; capacitaciones para personal de salud; control y seguimiento de diabetes; control y seguimiento de la hipertensión arterial -con una meta de registros por debajo de 140/90-; EPOC y tabaquismo; entornos escolares saludables.

Estos indicadores además de contribuir en la planificación de acciones del programa y de fijar metas con cada centro de salud, también permiten detectar demandas y necesidades en cuanto a la provisión de insumos médicos y sanitarios. De esta manera, a través del Ministerio de Salud Pública del Chaco, provee a los efectores de salud de balanzas, termómetros, termómetros digitales, estetoscopios, tensiómetros, muebles, archiveros, computadoras, entre otros insumos.

Además, la cartera sanitaria adquirirá para el Programa varios kits y equipamiento para la realización del test de hemoglobina glicosilada en pacientes diabéticos, mecanismo que también permite el análisis de otros indicadores como los perfiles lipídicos y creatinina. Estos kits tuvieron una reciente y exitosa jornada de prueba para pacientes del centro de salud Villa Hortensia de Barranqueras.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry