Un joven de Corrientes anunció que esta Nochebuena y Navidad se encadenará y hará un pesebre frente al edificio del Poder Judicial como protesta ante una orden de prohibición de la justicia (Juzgado Nº 1) correntina para acercarse a su hijo de 4 años.

“Me dictaron una nueva orden de prohibición de acercamiento a mi hijo, sin pruebas ni nada, ni me citaron para hablar antes, sin posibilidad de argumentar ni de dialogar, así nomás”, contó a este medio.

Ante esto, indicó que “esta Navidad, en vez de pasarla con mi familia, o tocando candombe, me voy a encadenar frente al Poder Judicial, desde las 20 y hasta la una, y mientras la jueza y la abogada que hizo posible esto cenan en sus lujosas casas, mientras todas la oficiales que me atendieron hasta hoy y me dicen siempre que no puedo hacer nada toman sidra, mientras la defensora de menores que no le importa nada se pregunta si va a servirse pata o muslo, mientras la familia Romero lo pasa en familia brindando, yo voy a estar ahí visibilizando mi caso, y preguntándome dónde está mi hijo”, expresó Juan Tort, un artista dedicado a la música y al teatro.

Contó que su exnovia lo acusa de pertenecer a una secta y de querer hacerle daño a su hijo. Apunta a la influencia que tiene la familia de la madre por su amistad con un empresario muy importante de Corrientes. "La prohibición data desde hace cuatro años, y ahora me pusieron una prórroga.

En el medio pude estar con mi hijo pero en situaciones denigrantes, siempre con la madre presente; había gritos, insultos, si me alejaba un poco con mi hijo se me venía a los gritos, no me dejaba ni ir al kiosco con él, diciéndole frente de mí a mi hijo que no lo quiero, que no puede estar conmigo porque es peligroso, etc.”, detalló el padre.

Insistió en que sólo quiere ver a su hijo, estar con él en un contexto sin agravios ni agresión, y reclama a la justicia correntina que lo escuche, que atienda su pedido, que entienda que también él y el niño tienen derecho a estar juntos.


COMPARTIR