Coronavirus: ya hay 700.000 infectados en todo el mundo pero aún discuten la cuarentena

149

Mientras los infectados por el coronavirus ya superaban los 700.000 y la cantidad de muertos se acercaba a 35.000, el mundo asiste a una procelosa polémica entre los gobiernos que desafían la pandemia manteniendo un nivel de actividades alto y los que, aún sabiendo las dificultades de paralizar sus economías, pretenden evitar un alto nivel de contagios mediante la cuarentena obligatoria.

De la discusión tomó parte hasta el papa Francisco, quien en una carta manuscrita que envió a un juez porteño –y a cuyo texto accedió Télam- elogió a los gobiernos que toman medidas “para defender a la población”, advirtió por un posible “genocidio virósico” si se prioriza la economía sobre la gente y lamentó las consecuencias que se ven de la crisis, como el hambre, la violencia y la aparición de usureros.

En el texto enviado al juez Roberto Gallardo, presidente del Comité Panamericano de Jueces por los Derechos Sociales, Bergoglio destacó que “algunos gobiernos han tomado medidas ejemplares con prioridades bien señaladas para defender a la población”, y que “sería triste que se optara por lo contrario, lo cual llevaría a la muerte a muchísima gente, algo así como un genocidio virósico”.

El debate por momentos sordo entre estas dos posturas sigue creciendo en Estados Unidos, que hasta hoy contabilizaba 2.191 fallecimientos –más de un cuarto en Nueva York- mientras los contagios se multiplicaron poniendo al país al tope de la lista de las naciones más afectadas con 125.313, según los últimos datos de la Universidad Johns Hopkins.

Anoche, el presidente Donald Trump descartó la necesidad de dictar una cuarentena en los estados de Nueva York, Nueva Jersey y partes de Connecticut, horas después de afirmar que estaba analizando esa posibilidad.

De hecho, la posibilidad de dictar medidas restrictivas desde el gobierno federal abrió una fuerte polémica con diferentes gobernadores y, en especial, con el mandatario neoyorquino, Andrew Cuomo.

Las críticas a Trump volvieron a repetirse hoy, esta vez en la voz de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

La líder demócrata centró sus dardos en la supuesta respuesta lenta y descoordinada ante el coronavirus y acusó a Trump de ignorar el alcance de la pandemia.

“Su negativa inicial fue letal; su incapacidad para entregar a tiempo la ayuda que la gente necesita es letal”, lamentó Pelosi en una entrevista con la cadena CNN reproducida por la agencia de noticias EFE.

En tanto, en Italia el gobierno estimó que las cifras de víctimas y nuevos contagios empezarán a bajar en un plazo “máximo” de 10 días, después de registrar hoy 756 nuevos fallecimientos, unos 150 menos que el promedio exhibido en las estadísticas de ayer y anteayer.

“En las últimas 24 horas registramos 756 víctimas y 3.851 nuevos positivos”, anunció el titular de la Protección Civil, Angelo Borrelli, en conferencia de prensa.

Los datos corresponden a una baja de casi 15% en los fallecimientos, aunque un aumento de cerca de 200 nuevos contagios, considerando los 3.651 informados ayer.

Según Borrelli, hubo además 647 personas curadas, luego de que ayer se alcanzara un pico con 1.434 recuperados. Las personas que se han contagiado con coronavirus en Italia alcanzaron las 97.889 desde el primer caso a mediados de febrero.

Las muertes ocurridas en las últimas 24 horas siguen golpeando a España, que anunció 838 nuevos decesos y 6.549 casos recientes, lo que lleva a 78.797 la cantidad de infectados.

Las últimas cifras publicadas hoy por el Ministerio de Sanidad muestran también que 14.709 pacientes -2.424 más que ayer- se curaron, mientras que 4.907 -332 más que en la jornada anterior- fueron ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI).

El primer ministro británico, Boris Johnson, publicó por su parte una carta pública en la que alertó que la crisis del coronavirus en el Reino Unido “empeorará antes de empezar a mejorar” y dejó abierta la puerta para endurecer las medidas de aislamiento social anunciadas las semana pasada.

“No dudaremos en ir más lejos (en las medidas de confinamiento) si así lo indica la postura médica y científica; sabemos que las cosas empeorarán antes de empezar a mejorar”, alertó Johnson, quien se encuentra aislado en la residencia oficial de Downing Street luego de que se confirmara el jueves pasado que está infectado con coronavirus.

Dos países del Cono Sur, Bolivia y Uruguay, tuvieron en las últimas horas su primera muerte a causa del Covid-19, y en Chile se reportó la séptima, mientras Brasil sigue mostrando un crecimiento exponencial de casos con cuatro nuevos muertos y el presidente Jair Bolsonaro de nuevo envuelto en una polémica pública por su preferencia por mantener la actividad económica en funcionamiento a pesar de que el país ya sufrió 118 decesos y superó los 4.000 infectados, según el portal Worldometers.info.

En un nuevo gesto contrario a la cuarentena, Bolsonaro ocupó esta mañana en hacer un recorrido por Brasilia para interactuar con los ciudadanos, luego de que ayer el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, defendiera la distancia social para evitar un colapso del sistema de salud.

En las conversaciones que mantuvo con la gente, el mandatario alegó que solo los ancianos y los enfermos debieran recluirse, a contrapelo de las medidas de restricción que tomaron los gobernadores.

El mandatario publicó en redes sociales videos de su paseo por las calles, interactuando y sacándose fotos con los vecinos de las localidades de Ceilândia y Taguatinga, ambas en el distrito federal.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry