Los futbolistas de Boca Edwin Cardona y Marcos Rojo dieron positivo de COVID-19 en el test rápido y fueron aislados a la espera del resultado del PCR para determinar si estarán disponibles de cara al debut en la Copa Libertadores ante The Strongest de Bolivia, el próximo miércoles en La Paz.

Ambos jugadores, sin participación en la victoria de ayer ante Atlético Tucumán (3-1) por la Copa de la Liga Profesional, se presentaron esta mañana a la practica en el predio de Ezeiza y sumaron una preocupación para el DT Miguel Ángel Russo.

El mediocampista colombiano permaneció en el banco de suplentes durante el partido con los tucumanos y el exdefensor del seleccionado argentino no estuvo en la lista de convocados por una molestia muscular.

Los dos futbolistas se suman al peruano Carlos Zambrano y al colombiano Jorman Campuzano, que resultaron detectables en los hisopados y no podrán viajar a la capital de Bolivia.

Por su parte, el mediocampista Nicolás Capaldo fue positivo hace diez días y espera el alta médica en las próximas horas para poder viajar al primer compromiso copero, que será el miércoles desde las 19 por la primera fecha del Grupo C.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry