Este fin de semana se secuestraron 19 autos y 5 motos, teniendo como principales causas la de conductores alcoholizados. El sábado por la madrugada tres vehículos fueron removidos de la vía pública porque sus conductores no pasaron el examen de rigor. En uno de los casos, un joven intentó darse a la fuga por Julio A. Roca en reversa, retomando avenida Alberdi. Su huida fue frustrada por el gran despliegue de agentes municipales, ya que el conductor tenía 1,45 de alcohol en sangre.

El domingo, se registró a otro joven motociclista con un mayor grado de alcohol en sangre 1,85 g/l, superando con amplitud lo permitido por ley.

Cabe recordar que en la provincia rige la ley 24.449, en la que se establecen los límites máximos permitidos con respecto al alcohol en sangre que puede tener una persona a la hora de conducir un vehículo. Los niveles máximos permitidos son 0,5 mg/l para conductores de autos particulares, 0,2 mg/l para conductores de motos y 0,0 mg/l para conductores de camiones y ómnibus profesionales.

Más prevención

Por otra parte, personal de la Dirección Control Acústico ambiental recibió una denuncia por parte de la comunidad por ruidos molestos en un bar ubicado en Juan Domingo Perón al 445. Los inspectores labraron un acta por exceso de sonido.

Además, el área de Inspección General informó que el viernes por la noche, hubo otra intervención en un local comercial en avenida Alvear 986, por no contar con habilitación municipal al momento del control.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry