Continúa hoy la rueda de reconocimiento y hay dos detenidos muy complicados

121

La investigación por el asesinado de Fernando Báez Sosa continúa hoy con una segunda ronda de conocimiento que se realiza esta mañana en la sede de la Secretaría de Seguridad municipal de Villa Gesell.

Ayer tres de los 10 detenidos fueron señalados en la rueda de reconocimiento, además un peritaje identificó el modelo y tipo de zapatilla que quedó marcado en el rostro de la víctima y se conoció la mecánica de los golpes de los principales imputados. Pero todavía quedan más detalles por conocer del crimen de Villa Gesell.

En la primera rueda, los rugbiers Máximo Thomsen y Enzo Comelli fueron reconocidos por los testigos de forma positiva. En el caso de Luciano Pertossi, hubo dudas. Por su parte, Ciro Pertossi no fue identificado.

En tanto, Pablo Ventura, el joven que fue acusado por los rugbiers y detenido y liberado por falta de pruebas, también fue parte de la rueda de reconocimiento. Sin embargo, ninguno de los testigos lo ubicó en la escena del crimen.

En cuanto a la mecánica, se conoció que Comelli habría sido el que lanzó el primer golpe y Thomsen le habría pegado una patada a Fernando cuando estaba de rodillas e inconsciente. Con esto, su situación se complica aún más.

Thomsen y Ciro Pertossi fueron imputados este martes por la fiscal Verónica Zamboni como coautores del homicidio. Y este viernes y el próximo lunes y martes se repetirá el procedimiento con el resto de los detenidos.

Por otro lado, desde Tierra del Fuego llegó la identificación del “modelo y tipo” de zapatilla con la que patearon al joven estudiante de abogacía. La policía científica fueguina comparó la huella que dejó el golpe en el rostro de Fernando con los 10 mil registros acumulados su base de datos.

“Codificamos las figuras geométricas, logotipos y leyendas y con esos datos filtramos la búsqueda en nuestros registros de patrones de suelas de calzado. Luego de obtener resultados, informamos a qué estilo, marca y modelo puede corresponder. Eso lo hacemos constantemente ante pedidos de otros gabinetes de Policía Científica”, explicó el subjefe de la policía Oscar Alfredo Barrios Kogan.

Además, al inicio de la semana comenzarán a analizar los celulares incautados a los 10 rugbiers. No será sencillo: los teléfonos de los coautores del crimen son iPhone, un modelo que representa una dificultad extra para los especialistas de la policía porque su sistema operativo es difícil de peritar.

Fernando Burlando, abogado de la familia del joven asesinado, consideró que “existen bastantes elementos” en la causa para condenar a los responsables del crimen a “prisión perpetua”.

Mientras la investigación avanzaba en la ciudad balnearia, los padres y la novia de Fernando marcharon en Recoleta para pedir justicia. Horas más tarde, el reclamo se escuchó en las puertas de Le Brique, el boliche donde comenzó la secuencia que terminó con el homicidio.

En la concentración en la Ciudad de Buenos Aires, Graciela, la mamá de Fernando, brindó un breve discurso en el que agradeció el apoyo de los vecinos y de los medios. Además, reclamó una condena ejemplar para los asesinos de su hijo.

“Quiero agradecerles a todos por acompañarnos. Estoy muerta en vida, pero mi hijo me da fuerza para luchar por él, para que se haga justicia”, comenzó la mujer.

Luego, dedicó un momento para recordar a Fernando. “Era servidor y luchador desde chiquito. Amaba a su vida, a su novia y a su familia. Quería ser una persona importante el día de mañana y poder llevarme lejos de vacaciones”, aseguró.

Por último, manifestó su confianza en que los detenidos por el crimen de quien fuera su único hijo recibirán una justa condena. “Creo en la Justicia. Quiero que los criminales que lo atacaron indefenso paguen por lo que hicieron. Nadie se merece eso”, finalizó.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry