Pasadas las 13 horas de este miércoles, cuando la temperatura marcaba más de 40° en la localidad correntina de Virasoro, un nene de 4 años ingresó a un auto descompuesto perdiéndose de la vista de la familia.

El menor fue hallado recién después de las 17 horas ya desvanecido. El pequeño habría quedado encerrado sin posibilidad de salir y esto le provocó la muerte.

Los padres lo trasladaron al Hospital Susini, donde los médicos comunicaron el hecho a la policía. Éstos fueron demorados preventivamente mientras la Justicia investiga el hecho.

El cuerpo del menor fue trasladado a Santo Tomé para la correspondiente autopsia.

Fuente: Diario Época


COMPARTIR