Desde que la pandemia de coronavirus hizo pie en la región, a mediados del mes de marzo, el cruce interprovincial se ha convertido en una misión casi imposible para cientos de chaqueños y correntinos; y todo parece indicar que, por el momento, nada va a cambiar.

El secretario General de la Gobernación,  Carlos Vignolo, confirmó durante la tarde de este sábado a la Agencia Foco que las condiciones para trasladarse entre ambas jurisdicciones, puntualmente en lo que hace al ingreso a la vecina provincia, continúan siendo las que fueron anunciadas hace un poco más de 10 días por el Ejecutivo correntino.

Las expectativas por una eventual flexibilización se habían generado tras conocerse las decisión del Gobierno que conduce Gustavo Valdés de no exigir el hisopado negativo a los turistas nacionales que lleguen durante la temporada de verano. No obstante, para obtener ese permiso en la página oficial, los interesados deberán presentar un certificado de compra de paquete turístico o reserva de hotel que acredite su condición de turista.

Cabe recordar que, en virtud de las últimas disposiciones, pueden llegar a Corrientes con hisopados a cargo de la provincia los trabajadores esenciales, jubilados y pensionados, agentes de justicia, estudiantes del último año y los propietarios de inmuebles con domicilio en el Chaco. También se puede cruzar con los testeos realizados en cualquier entidad pública o privada de esta provincia.

Vignolo anticipó además a esta agencia que, a pesar de la inminente llegada de las fiestas de fin de año, "por el momento, no se analiza" incorporar nuevas flexibilizaciones para el cruce interprovincial.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry