La cueva tiene diez kilómetros de longitud, es la cuarta más larga de Tailandia y ya se cobró la primera víctima mortal. Un socorrista ex miembro de la Marina del país asiático se quedó sin oxígeno después de llevar alimentos a los niños atrapados. La cueva de Thuam Luang está situada en el norte del país, cerca de la frontera entre Myanmar y Laos.

Tham Luang está en la provincia de Chiang Rai, una región habitada por 1,2 millones de personas. Las excursiones a cuevas y grutas son una de las principales atracciones turísticas de la región.

El lugar está reglado por un entramado que combina pasadizos estrechos y cámaras más amplias, como en la que están resguardados los trece supervivientes.

El problema central con el que se han topado los cuerpos de rescate es la dificultad para avanzar por la cueva debido a las lluvias que azotan el norte de Tailandia.

Los doce niños podrían estar meses flanqueados por estalagtitas, estalagmitas y columnas de barro. Todo ello en plena oscuridad. "Hace calor, está muy oscuro y el agua cae por las paredes", contó Ben Reymenants, un buzo que participa en la operación, a BBC desde el lugar de los hechos.

La Playa Pattaya es una de las cámaras más amplias de la cueva, el lugar en la red de la cueva donde los buzos pensaban en un primer momento que se encontraban los 12 niños. Sin embargo, las crecientes lluvias obligaron al grupo a seguir avanzando por dentro de los túneles de la cueva.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry