Pasadas las 10:30 horas en la Cámara Nº3  en lo Criminal, comenzó el juicio por el femicidio de María Tania Álvarez de 16 años que fue torturada y asesinada a golpes por su novio José Nicolás Navarro, de 22 años  y único imputado en la causa.

Hasta la sede de Juan B. Justo y San Martín se congregaron varias agrupaciones en defensa por los derechos de las mujeres, junto a organizaciones sociales mostrando apoyo a los padres de Tania, que van a declarar mañana martes como testigos.

Hoy declararon la hermana del acusado y quien durante la etapa de investigación también estuvo detenida pero quedó en libertad por falta de mérito, Antonela Aldana Ortiz, junto con una vecina, Marta Rosa Ferreyra.

Nicolás Navarro, de 22 años está acusado de matar a golpes a su novia Tania.

En tanto que mañana martes, se tiene previsto para las 11 horas que declaren los padres de la víctima: María Magdalena Fernández y Héctor Fabián Álvarez que hoy se presentaron pero debieron dejar la sala por ser testigos.

Desde la querella se pedirá la cadena perpetua teniendo en cuenta que se lo juzga a Navarro por homicidio Agravado por Femicidio.

Estuvieron presentes durante el inicio de la jornada de hoy, el Procurador de la Provincia Jorge Canteros junto con el adjunto Miguel Fonteina y la sala estuvo repleta de familiares y allegados de la víctima que se presentaron con remeras de Tania y pidiendo justicia.

El tribunal que juzgará al imputado que se encuentra detenido desde el inicio de la investigación, está compuesto por: María Susana Gutiérrez, (presidente), Ernesto Javier Azcona y el doctor Gustavo Serrano.

El caso

María Tania Álvarez tenía 16 años cuando murió el 18 de diciembre de 2016 en Villa El Dorado, Resistencia, luego de haber sido golpeada salvajemente por su pareja, Nicolás Serrano, en la casa en la que ambos convivían desde hace más de un mes, ubicada en Fortín Tapenagá 40 en Resistencia.

Ese mismo día, estaba su cuñada, Antonela con ellos, pero declaró que no escuchó qué pasó entre los dos dentro de la habitación en que se encontraban.

Tania fue encontrada en el patio de la vivienda y según los estudios forenses murió a golpes: tuvo el estallido del hígado, la vesícula, tenía costillas y tabique rotos.

“La declaración de él, (Nicolás) es muy burda. Él declara que fue accidental, que fue sin querer, que mi nena se descompuso. Ella no sufría de nada. Él argumenta que los dos consumieron toda la noche, pero el toxicológico de la nena me dice que no. Es casi increíble la defensa que él utiliza, él sí tenía alcohol y droga en su cuerpo”, aseguran sus padres.


COMPARTIR