El Gobierno colombiano anunció este viernes que retomará el diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), tras reunirse en Cuba con una delegación de la guerrilla para avanzar en las negociaciones de paz, uno de los compromisos del nuevo Gobierno de Gustavo Petro.

"Constatamos que el ELN comparte la voluntad de paz del Gobierno colombiano, que escuchan las voces de múltiples sectores de la sociedad que desde los territorios y diversas instancias están clamando por una solución dialogada al conflicto armado", dijo el alto comisionado para la Paz, Iván Danilo Rueda, desde La Habana, en declaraciones recogidas por el diario El Tiempo.

"Las partes coincidimos en la necesidad de reiniciar un proceso de diálogo, con hechos que demuestren a la sociedad colombiana y al mundo que la voluntad de paz es real", afirmó.

Una delegación del Gobierno de Colombia había aterrizado el jueves en Cuba para negociar la agenda del diálogo con el ELN, suspendido poco después del fin del mandato presidencial de Juan Manuel Santos, en 2018.

La comitiva colombiana está encabezada por el canciller Álvaro Leyva e integrada además por el senador oficialista Iván Cepeda y por Rueda, a quienes Petro encargó establecer el primer contacto del flamante gobierno con la organización insurgente para avanzar con la negociación de paz.

Rueda dijo este vierens que el Gobierno reconoce la legitimidad de la delegación del ELN que se encuentra en Cuba y por eso "adoptará todas las medidas políticas y jurídicas en el marco del derecho interno y del derecho internacional para garantizar las condiciones que permitan el reinicio de las conversaciones con el ELN, incluido el reconocimiento de los protocolos".

La idea, anunció el gobierno de Petro, es retomar los diálogos en el punto en que quedaron cuando los suspendió el expresidente Iván Duque tras el atentado a la Escuela de Cadetes General Santander, en el que murieron decenas de jóvenes policías.

El lunes pasado, un día después de asumir la Presidencia, Petro dijo tras reunirse con el presidente chileno, Gabriel Boric, que reanudarían los diálogos en el punto donde fueron interrumpidos.

El proceso de paz con el ELN se inició en 2014, cuando esa organización guerrillera aceptó negociar con el gobierno de Santos, que entonces tenía abiertas en Cuba las negociaciones con las FARC, la principal organización insurgente en ese momento, con la que finalmente se llegó a un acuerdo en 2016 para la desmovilización e incorporación a la vida política legal.

Las negociaciones con el ELN se produjeron primero en Quito, Ecuador, y luego se trasladaron a Cuba.


COMPARTIR