La Municipalidad de Resistencia, a través de la Dirección General de Inspecciones, procedió a la clausura de una fiesta clandestina que se realizaba en un predio ubicado en la avenida Sarmiento, prolongación al 3800 ya que no estaba autorizado ni tenía las medidas de seguridad correspondientes.

El personal municipal, ante la situación irregular procedió a la clausura de la fiesta y al desalojo de quienes estaban participando de la misma, con la colaboración de la Guardia Comunitaria.Según indicaron, en el lugar se labró un acta y la multa correspondiente.

Participaron del operativo los funcionarios municipales Vega, Quintana y Caballero.
Respecto a este tipo de eventos, el subsecretario de Gobierno Gustavo Cicik indicó que "se debe contar con la autorización debida ya que pretendemos que cuenten con las medidas de seguridad correctas".