Clara Liliana Chiarapica de la Asociación María Monterosi dialogó con Primera Línea y explicó en qué consiste el trabajo de las organizaciones civiles que representan a personas con discapacidad.

“Uno de los propósitos que tenemos como ONG, es visitar cada lugar, nos vamos al interior a todos los lugares. Hemos encontrado mucha gente que está en situaciones de mucha vulnerabilidad” reconoció y por esto asegura que las asociaciones “tenemos que tener la responsabilidad y seriedad de hablar por las personas con discapacidad”.

No obstante, tiene una preocupación actual y es la cantidad de personas con discapacidad por accidente que hay en el Chaco, ya que duplica a las personas con discapacidad por nacimiento.

Chiarapica habló de varios temas, entre ellos las pensiones otorgadas por el Gobierno nacional, la quita que se produjo a miles de beneficiarios y los requisitos que se deben tener para cumplimentar con la ley.

Y también de las posibilidades y limitaciones que tienen aquellos que padecen alguna patología permanente.

Según dijo “tenemos que mirar profundamente y entablar una discusión porque buscamos que las persona integren la sociedad y no que estén unidas a un subsidio y no puedan acceder a otras cosas. Es necesario que las personas con discapacidad puedan tener un lugar de trabajo en la sociedad, que puedan adquirir otros valores.

En efecto, consideró que se debe entender “que la persona con discapacidad tiene futuro. Cuando tenemos niños con discapacidad lo primero que nos dicen es lo que no van a hacer, pero todo lo que va a ser no cuentan. Cuando el diagnóstico aparece y cuando se frustra la situación, se olvidan del potencial que sí tienen”, consideró.

“Yo creo que hay que fortalecer en eso, las personas que son viables en las personas con discapacidad y a la familia. Es un desafío para la terminalidad educativa, pero las puertas tienen que estar abierta y no se puede rechazar a nadie” sentenció.