En la tarde de este sábado 7 de abril, cientos de familias se movilizaron por las calles de Corrientes en el marco de la 2º Marcha por la Vida 2018, en defensa de la vida desde el momento de la concepción.

Las columnas de ciudadanos se desplazaron en forma pacífica, exhibiendo globos celestes y rosados, como también carteles que expresaban diferentes consignas a favor de la vida y en contra de la despenalización del aborto.

La marcha dio comienzo a las 17.45 aproximadamente, pero a las 16.30 las personas comenzaron a concentrarse en los cuatro Puntos de Encuentro previstos por sus organizadores. Éstos fueron:

– San Lorenzo y Juan Torres de Vera y Aragón

– Parque Cambacuá

– Plaza Libertad

– Plaza de la Cruz

Desde esos cuatro lugares, las caravanas marcharon por la capital correntina para luego converger en la Plaza 25 de Mayo, donde se montó el escenario central y desde el cual se pronunciaron discursos en defensa de la vida del niño por nacer y de su madre.

La 2º Marcha por la Vida contó con la masiva participación de distintas organizaciones de la sociedad civil y grupos interreligiosos, que se unieron por una misma consigna: “Sí a la vida”.

Vale recordar, que la misma se circunscribe en una iniciativa mundial a la que adhirió nuestro país. El pasado 25 de marzo, en el marco del Día de los Derechos del Niño por Nacer, en distintas ciudades del país (incluida Resistencia) se llevaron adelante movilizaciones similares a favor de la vida.

La titular del Foro Permanente de los Derechos del Niño por Nacer, doctora Graciela Fernández Silva, expresó su agradecimiento a todas las familias que se hicieron presentes en la tarde de ayer para hacer oír su voz a favor de la vida.

 

Motivos de la Marcha

La Marcha por la Vida es un momento de encuentro público que congrega a las asociaciones, grupos, familias, personas, movimientos y ciudadanos independientes que se pronuncian abiertamente a favor de la vida en Argentina.

La actividad no es sólo una fiesta por la vida y por la familia, ya que su objetivo central es manifestar públicamente que la vida es un derecho que debe ser respetado desde el primer instante de la concepción. En este sentido, se busca expresar que no hay derecho al aborto.

La Marcha no es una iniciativa de alguna comunidad religiosa y busca representar el sentido popular de los argentinos que aman la vida, los niños y la familia, defender valores y erigirse como “la voz de los que no tienen voz”.