Los pobladores de la localidad de Meizhou, en la provincia de Guandong, descubrieron con horror que una serpiente pitón se había tragado a un perro.

Como notaron que el reptil no había terminado de engullir a su víctima, y que existía una mínima posibilidad de rescatar al can, se pusieron en contacto con las autoridades, que enviaron a un grupo de especialistas para lidiar con el animal.

Los agentes locales se hicieron presentes en el poblado y encararon a la pitón, a la que formaron a regurgitar al perro, aunque éste ya había muerto por acción del sistema digestivo del predador.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry