En Guangzhou, China, una mujer se negó a recibir una indemnización de parte del gobierno para demoler su casa y realizar una construcción. Pero la obra avanzó sin importar la tesitura de la mujer que ahora tiene su propiedad rodeada por una autopista.

Se trata de Liang, una mujer de 85 años, y de acuerdo con el medio The Sun, la dueña de la casa manifiesta estar feliz de no haber aceptado el trato. "Creen que este ambiente es pobre, pero yo siento que es tranquilo, liberador, agradable y cómodo", sostuvo la mujer.

Las imágenes que recorrieron el mundo muestran a la autopista, que se divide en dos carriles y en el medio se sitúa una pequeña casa. Pocos metros más adelante, se vuelve a unificar.

Este hecho recuerda a la película de Disney"UP!", en la que un anciano se niega rotundamente a que se le pague una indemnización por demoler su casa

Liang contó además que le habían propuesto reubicarse en un alojamiento al lado de una morgue y por eso prefirió quedarse en la mitad de la autopista que en total tiene cuatro carriles.

Según el portal de noticias South China, desde el 2010 los funcionarios han asignado parcelas a los dueños de propiedades en la zona. Sin embargo, Liang ha sido la única que se niega a mudarse, pues el gobierno logró un acuerdo con los otros dueños de las 47 casas y siete empresas que se encontraban ahí.

"El puente genera un desvío que afecta la velocidad de los vehículos, el tráfico urbano y puede provocar colisiones", señaló Tang Guohua, experto en revisión de proyectos de conservación de la Administración Estatal de Patrimonio Cultural y profesor de la Escuela de Arquitectura y Planificación Urbana de la Universidad de Guangzhou a SCMP.

Igualmente afirmó que los planes de construcción no se pueden ver afectados por las viviendas"a menos de que tengan un valor importante o estén protegidas por reliquias culturales".

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry