Central Norte: Hace más de 30 años venimos peleando por el sueño de la construcción del estadio, expresó el presidente Omar Norniella

La obra del estadio “El Gran Capitán”, en referencia al histórico ferrocarril, contará con una capacidad para 14 mil personas, es todo un orgullo para esta gestión de Norniella que llega a su fin, para darle paso a “la gente joven”.

62
Omar Norniella, presidente de Central Norte.

Omar Norniella, presidente del club Central Norte de Resistencia, se refirió en diálogo con Radio Provincia a los avances en la obra del nuevo estadio del club ubicado en la esquina de avenidas Castelli y Las Heras y que incluso recorre la avenida Piacentini de la capital chaqueña. El dirigente aseguró que “desde hace 30 años venimos peleando por este sueño que es la construcción de un estadio moderno para este club histórico de la ciudad”.

En cuanto a los detalles de la obra, aseguró que se prevé que esté inaugurada “dentro de un año”. Asimismo, dio detalles de cómo se acordaron los detalles de los trabajos, que implican ceder un sector a la empresa constructora destinada a centros comerciales de 20 metros por 130, además de la playa de estacionamiento. A cambio, la empresa construirá “tres tribunas, vestuarios nuevos, cabinas de transmisión y una platea techada”.

“Este acuerdo o permuta, nos permitirá además ahorrar en impuestos municipales por impuesto inmobiliario, tasas y servicios, por ser frentistas de un predio tan grande”, comentó Norniella. “Los costos son altísimos.

Ni el Estado ni el club hubiesen podido construir esas tribunas y plateas. Es un sueño que viene gestándose desde hace 30 años, lo digo con orgullo como trabajador ferroviario, al igual que mi padre y mi abuelo”, expresó.

La historia del ferrocarril

El Gran Capitán fue como se conoció popularmente al ferrocarril de la línea Urquiza que conectó toda la Mesopotamia. Partía de Buenos Aires hacía Posadas, en la provincia de Misiones. Para llegar, debía cruzar las provincias de Entre Ríos y Corrientes, uniendo en el camino más de 50 localidades.

Esta línea de tren tiene una larga historia. En los papeles fue constituida en 1949 y fue dada de baja con honores en 2011. El emblemático ferrocarril tuvo sus etapas. En las primeras décadas hacía un cruce épico en barco desde Zárate hasta Ibicuy, y viceversa. Pero solo duró hasta la década del 70, cuando el ferry fue reemplazado por el Puente Ferrovial Zárate-Brazo Largo.

Con el pasar del tiempo, El Gran Capitán se fue haciendo más lento. El poco mantenimiento de las vías, sumado a gobiernos corruptos, llevaron al gran tren argentino a contraer fatiga. Cada vez tardaba más en arrancar y en llegar a la siguiente estación.

Hacía mucho ruido o demasiado poco, siempre era mala señal. “El tren no sale hoy”, decían; “¿cuándo vamos a llegar mamá?”, preguntaban los niños cansados de tanto viaje.

Sin embargo, el recuerdo de la gente sigue intacto. Cada pasajero que tuvo la suerte de abordarlo tiene una historia para contar. Y, sin dudarlo, añoran esos tiempos más lentos de ferrocarril. La esperanza siempre sigue viva. ¡Algún día el Gran Capitán tiene que volver! La más mínima señal alcanza para despertar los corazones de los litoraleños.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry