Cecilia Goyeneche, la fiscal anticorrupción de Entre Ríos cuya investigación terminó con la condena a 8 años de prisión de Sergio Urribarri, está a punto de ser destituida. Este viernes, la funcionaria judicial presentó ante la Corte Suprema de Justicia un recurso para solicitar su “urgente intervención” y evitar que el jury de enjuiciamiento la desplace de su cargo.

“Vengo a requerir vuestra urgente intervención a fin de evitar que se consume la aniquilación de mi derecho de defensa y a la tutela judicial efectiva, solicitando que disponga con carácter urgente -y habilitación de días y horas inhábiles- la suspensión de la tramitación del proceso de enjuiciamiento que se lleva en mi contra y tramita ante el Honorable Jurado de Enjuiciamiento de la Provincia de Entre Ríos (HJE)”, señaló la fiscal anticorrupción en su escrito.

Goyeneche recordó en su presentación que “la decisión final del HJE por la que se me destituirá de mi cargo es inminente” y que es probable que eso suceda “en los próximos días u horas”.

“La persecución a la que estoy siendo sometida (por cumplir mis funciones y solicitar, simplemente, que se respeten las reglas básicas del debido proceso en el marco del HJE donde se juzga mi desempeño), así como la inminente aniquilación de mis más elementales garantías de defensa, justifican conforme a derecho que V.E. admita su intervención (...) y haga lugar a la solicitud urgente suspensión del trámite del proceso de enjuiciamiento que aquí se le requiere”, agregó en su pedido a la Corte.

Goyeneche fue suspendida en diciembre mientras lideraba un juicio contra Urribarri por hechos de corrupción cometidos en la provincia durante su gestión entre 2007 y 2015.

Fue acusada de no haberse excusado en la investigación cuando descubrió que un conocido de su marido estaba involucrado en la investigación, a pesar de que la fiscalía avanzó contra ese hombre.

El Tribunal de Enjuiciamiento de Magistrados desplazó al Ministerio Público Fiscal del proceso contra la fiscal, que se llevó adelante con un fiscal ad hoc. Goyeneche presentó un amparo y obtuvo un fallo en primera instancia a su favor.

Pero el Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos desestimó el fallo por cuestiones formales y técnicas.

La semana pasada, la Corte Suprema de la Nación ordenó dar marcha atrás con esta última resolución y analizar el amparo en profundidad.

Este miércoles, con una velocidad inédita y en pleno feriado nacional por el censo, el máximo tribunal entrerriano decidió rechazar el amparo de Goyeneche, y dejó libre al jury de avanzar contra la fiscal.

Goyeneche recordó, en su escrito, todo el proceso, sobre todo el fallo del 10 de mayo de la propia Corte Suprema a su favor.

“Soy plenamente consciente de que la intervención de V.E. en esta instancia no está prevista de manera expresa en las normas procesales aplicables, pero ante la evidente injusticia a la que se me está sometiendo y la grave y grosera violación de mis derechos garantizados por la Constitución Nacional y los tratados internacionales de derechos humanos, es la única vía por la que se podría evitar que se consume su total aniquilación”, sostuvo la fiscal.