Hace poco más de un mes, la llegada de Edinson Cavani parecía estar más cerca de lo esperado. Pocos minutos en cancha, sin convencer y la falta de goles, sumado a un par de lesiones musculares, pusieron el foco en si realmente se acomodaba al equipo de Solskjaer o apostaba a una salida.

Sin embargo, en las últimas presentaciones y en apenas 19 días, el "Matador" mostró otra cara anotando cinco tantos en misma cantidad de partidos y sintiendo el apoyo de los hinchas, a pesar de que las tribunas están todavía vacías. Así, se ganó la confianza de todos y el único que sufría a distancia era Boca.

Las charlas que tuvo Cavani con Riquelme y el avance dirigencial para que el uruguayo cumpla su sueño de jugar en La Bombonera no fueron suficientes para torcer el brazo y la información en el fin de semana es que en las próximas horas aceptará la oferta de renovación y resta esperar las condiciones del mismo.

Económicamente, el "xeneize" nunca compitió y en cuanto a lo deportivo apostó a la adaptación y al regreso a América para el delantero de 34 años. Sin embargo, los objetivos del United van más allá de una temporada y quieren que el vínculo se extienda hasta que el jugador decida colgar los botines.

Fabrizio Romano, especialista en mercado de pases de Europa, anticipó que la relación de "confianza" entre Cavani y Solskjaer es clave pero aún no hay nada firmado. Moises Llorens, periodista de ESPN, también confimó el rechazo a la oferta de Boca y la cercanía de cumplir con su palabra.

El Consejo de Fútbol de Juan Román Riquelme deberá buscar por otro lado y ya sonaron dos nombres en esa posición aunque, claro está, lejos del nivel de elite de Edinson. Ellos fueron el de Roger Martínez, ex Racing y actual delantero de América (cotizado en 10 millones de dólares) y Nicolás Ibañez, de San Luis de México y cuyo pase pertenece a Atlético de Madrid.

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry