Sebastián Sosa, que está imputado como partícipe secundario por abuso sexual agravado en la causa que se inició tras la denuncia de una periodista tucumana contra él y otros tres futbolistas que en ese momento jugaban en Vélez, espera una importante definición de la Justicia este viernes.

Tras la aparición de nuevos videos que podrían comprometer más su situación, el arquero pidió un permiso para dejar la Argentina y volver a jugar al fútbol en Uruguay.

Si bien el futbolista está en libertad, la misma es con ciertas restricciones. Una de ellas es la de poder salir del país, donde tuvo que fijar domicilio. Además, debe viajar a Tucumán cada dos semanas. Es por esto que su abogado, Ernesto Baaclini, solicitará que le permitan viajar a Montevideo para vestir la camiseta de Miramar Misiones, equipo recientemente ascendido a la máxima categoría del fútbol uruguayo que quiere sumar al ex-Vélez.

Este pedido se da luego de que se conocieran nuevos videos que podrían complicar la situación del uruguayo en la investigación, que continúa su curso. En las imágenes a las que accedió TNse puede ver al arquero salir en dos oportunidades de la habitación donde se encontraba la joven que denunció el abuso sexual, situación que omitió mencionar Sosa en su declaración.

Además, se ve al exfutbolista de la Selección uruguaya sacando una bolsa de color negra que, según la querella, tendría todas las latas de cerveza que se consumieron esa noche y otras evidencias cruciales para el caso.

En Miramar Misiones creen en la inocencia de Sosa: Estamos convencidos de que el fallo va a quedar nulo

El Asesor Depotivo de Miramar Misiones, Edgardo Lasalvia, aseguró que quiere sumar a Sosa y que cree en su inocencia. “Le abrimos las puertas del club y con el correr de los días esto se fue haciendo más fuerte. El club le hizo llegar una propuesta de trabajo para que el día 15, cuando tenga la citación judicial, le den el ‘ok’ y se pueda venir a Miramar”, explicó en diálogo con Minuto Uno de Carve Deportiva.

Por último, agregó: “Es un amigo de hace 20 años, tanto mío como de Nico Rotundo, que es el director deportivo. Cuando tuvo esta situación judicial en la Argentina nos pusimos a la orden porque sabemos quién es Sebastián, su mujer y sus hijas. Estamos convencidos de que el fallo va a quedar nulo porque no tuvo nada que ver”.


COMPARTIR