En el juicio llevado adelante en el año 2011 por la Masacre de Margarita Belén, el  Comisario Alberto Chas fue el único imputado absuelto, lo que fue apelado por el Ministerio Público Fiscal y las Querellas; y en el mes de marzo de 2016, la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, anuló dicha absolución y ordenó al Tribunal Oral de Resistencia que se dicte un nuevo pronunciamiento.

 Audiencia preliminar

Durante la mañana de ayer, se realizó una audiencia preliminar en la causa en la que se resolverá la situación procesal del ex policía Chas, cuya absolución en la causa Masacre de Margarita Belén en 2011 fue revocada en Casación en 2016.
En este caso el tribunal estuvo integrado por el Dr. Juan Manuel Iglesias y las Dras. Lucrecia Rojas de Badaro y María Delfina Denogens.
El tribunal escuchó a las partes, la querella de la Secretaría de DDHH representada por Silvina Canteros, el fiscal Diego Vigay y el defensor público Juan Manuel Costilla, en relación con la situación de Chas y el planteo de Casación, por la revocación de la absolución y el dictado de una nueva sentencia.

Fundamentar la absolución o dictar condena

Se resolvió evitar una nueva instancia de alegatos y reedición de todo el proceso con declaración de testigos, y avanzar a la incorporación de los criterios de valoración aportados la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, con los votos de los Dres Pedro David, Alejandro Slokar y Angela Ledesma.
Básicamente, la Cámara señaló que la absolución de Chas en 2011 no está lo suficientemente explicada y compete aportar fundamentos en ese sentido, o bien ante su ausencia dictar una condena.
Como era de esperarse, desde la defensa de oficio se alegó que, por un lado un nuevo juzgamiento implicaría transgredir el principio de “non bis in idem” ( juzgar dos veces por un mismo hecho a una persona) y cuestionaron la competencia del tribunal, en razón de no verificarse la “inmediación” de los magistrados en la materia, esto es, tomar “de primera mano” el expediente, los aportes de testigos, etc.

Cabe remarcar que conocido el fallo de Casación hubo una inhibición de los jueces originales y por ello la Cámara decidió constituir un nuevo tribunal con los magistrados actuales.

Así las cosas, la semana que viene habrá una nueva audiencia en la cual el tribunal decidirá si declara competente o no, y entonces si se avanza en la elaboración de una sentencia, para su dictado en cuestión de un par de meses.
Sin bien la instancia fue a puerta cerrada, desde los organismos de DDHH locales manifestaron su adhesión y exigencia de llevar el caso hasta las últimas consecuencias y asegurar un Juicio y Castigo contundente.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry